EL II PLAN ANDALUZ DE FORMACIÓN PROFESIONAL 2011-2015 A PUNTO DE VER LA LUZ

Mie 27 Julio de 2011

La Junta ultima la elaboración de este acuerdo al que se ha llegado tras un largo proceso. UGT Andalucía ha trabajado de forma muy activa durante su elaboración.

El II Plan de Formación Profesional 2011-2015, aprobado por unanimidad por las Consejerías de Educación y de Empleo y representantes de los agentes sociales y económicos, entre otros, está ultimándose para ser aprobado posteriormente por el Consejo de Gobierno. Este proyecto va apostar por potenciar una formación profesional de calidad, por la acreditación de las competencias adquiridas a través de la experiencia profesional y por la implantación de los certificados de profesionalidad así como por la cultura emprendedora, entre sus líneas estratégicas. El Plan recoge las políticas definidas en el VII Acuerdo de Concertación Social de Andalucía, en la iniciativa Esfuerza para la mejora del sistema educativo andaluz y la Ley de Economía Sostenible.

La referencia marco para su elaboración ha sido el I Plan de Formación Profesional que finalizó en 2006. Esto indica, en primer lugar, que durante los últimos cinco años se ha trabajado sin un plan directriz articulado a través de objetivos y medidas a implementar, y en segundo la necesidad de poner en marcha la hoja de ruta que se plantea en este documento de manera inmediata.

Este Plan nace tras un largo y laborioso proceso de gestación y trabajo tripartito que ha pasado por sucesivos cambios en su desarrollo, fundamentalmente en las estructuras jerárquicas de la Junta de Andalucía con competencia en el diseño del mismo. Y por otro, por una coyuntura económica muy complicada que ha provocado reformulaciones en la priorización de los objetivos en función de las necesidades de una población que ha pasado del casi pleno empleo a unas cifras que rozan el 30% de paro y que en el caso de los jóvenes superan el 45%. Y en medio de este escenario tan complejo se han sumado numerosos y claves avances normativos que dan comienzo en el Real Decreto 395/2007, con el objetivo de desarrollar el Sistema Nacional de las Cualificaciones y en los que el sindicato ha estado muy activamente implicado.

Uno de los aspectos esenciales de este segundo plan es que se haya trazado con el eje del VII Acuerdo de Concertación Social como guía directriz, algo que UGT Andalucía demandó desde un principio. Y que muchas de las medidas de este acuerdo sean en muchos casos literalmente plasmadas dentro de los objetivos operativos, sobre todo en torno a las medidas de los ejes de Capital y Recursos Humanos y Educación a lo largo de la vida.

Los 7 objetivos estratégicos que rigen el plan abarcan de forma muy acertada todos los aspectos interrelacionados que dan respuestas a las necesidades actuales de cualificación profesional de la población andaluza. Así como las 86 medidas y un sistema de seguimiento de las mismas con indicadores muy precisos de ejecución.

A lo largo de todo el Plan el sindicato ha defendido unas cuestiones y ha hecho continuas y numerosas aportaciones, entre ellas:
 

  • La exigencia de un aumento en la tasa de cobertura tanto de Formación para el Empleo como de Formación Profesional Inicial como respuesta a la actual crisis económica y al aumento del desempleo. Para ello se hace necesario un esfuerzo presupuestario, de infraestructura material y de capital humano que es fundamental en estos momentos.
  • La importancia de establecer bloques de medidas dirigidas a colectivos con especiales dificultades, los jóvenes, que se encuentran en una situación dramática; y por otra parte, una batería de medidas para potenciar los mecanismos y recursos de nueva oportunidad para flexibilizar las actuaciones que posibiliten la acreditación de competencias y la reincorporación al sistema educativo para personas con escasos niveles de cualificación.

Desde UGT Andalucía se hace una estimación del esfuerzo que para todos los agentes implicados ha supuesto sacar adelante este Plan. Se valora en particular que en la actualidad las principales consejerías implicadas, es decir, las consejerías de Empleo y Educación, hayan acercado posturas con la finalidad de atender de manera más eficaz en materia de cualificación profesional las necesidades de los ciudadanos y ciudadanas andaluces. Pero es necesario reseñar que no basta con esta coordinación, sino que hay que hacerla aún más operativa a través del Consejo Andaluz de Formación Profesional. Es necesario que las consejerías integrantes en éste órgano estén mucho más activamente representadas, ya que todas ellas deben estar comprometidas con algo tan fundamental como es hacer más competitiva nuestra sociedad a través de la adquisición de competencias profesionales.

Tal es el caso de las programaciones del sector de la dependencia, donde la coordinación para el diseño de la normativa vigente en nuestra comunidad autónoma para la profesionalización y acreditación determinada por la Consejería de Igualdad y Bienestar Social, hubiera requerido y requiere de un trabajo conjunto con las consejerías de Empleo y Educación, para cumplir con los objetivos planteados al respecto en el convenio marco de la Dependencia en Andalucía, donde los agentes sociales deben estar presentes. Y esto sería trasladable a muchos otros sectores donde es fundamental la coordinación y optimización de recursos.

Como conclusión queremos felicitarnos por el intenso y complejo trabajo realizado por todos los integrantes de los equipos de trabajo y dejar patente nuestro compromiso por velar porque los objetivos y medidas se vayan cumpliendo con el sistema de seguimiento y evaluación pactados en este plan.

Puede consultar el II Plan de Formación Profesional 2011-2015 acordado entre las Consejerías de Educación y Empleo y los agentes sociales y económicos pinchando aquí.

 

COMENTARIOS

NOMBRE: Rosario Muriel Codes

COMENTARIO: Que organismo implantara el o los certificados de profesionalidad,y que requisitos se piden, no estoy sindicada. Gracias

NOMBRE: Administración

COMENTARIO: Los certicados de profesionalidad son aprobados por el Ministerio de Trabajo e inmigración y se relacionan con una cualificación profesional. En Andalucía es la Consejería de Empleo la encargada de expedir los certificados de profesionalidad que se podrán obtener, bien realizando un curso de formación vinculado a un certificado, bien participando en un proceso de acreditación de las competencias adquiridas a través de la experiencia laboral y vías no formales o mediante la acumulación de acreditaciones parciales. Para obtenerlo por la vía de la formación debe conocer si el curso que realiza está vinculado a un certificado para que luego pueda serle expedido (debe informarse en la entidad que imparta la formación). Para hacerlo por la vía de la acreditación a través de la experiencia laboral, debe esperar a que se abra un proceso. En los próximos meses se va a abrir un proceso. En este portal iremos informando de las novedades que se produzcan. También a través de nuestras redes sociales.

Identifícate o regístrate para poder realizar un comentario.