LAS PRÁCTICAS NO LABORALES EN EMPRESAS, NUEVAS SALIDAS PROFESIONALES PARA JÓVENES DESEMPLEADOS SIN EXPERIENCIA

Mar 22 Noviembre de 2011

Tendrán una duración de tres a nueve meses y sus destinatarios recibirán mensualmente de las empresas una beca de apoyo

Ante la tasa de desempleo actual y la dificultades que presentan los jóvenes  para acceder al mercado laboral, el Gobierno  ha llevado a cabo la aprobación, el pasado viernes 18 de noviembre, del Real Decreto por el que se regulan las prácticas no laborales en empresas.

El objetivo principal de esta medida es conseguir, a través del acercamiento al mundo laboral mediante prácticas no laborales, que personas jóvenes con cualificación, pero con poca experiencia o sin ella, logren su inserción laboral.

Destinatarios

Las prácticas no laborales irán dirigidas a personas jóvenes desempleadas inscritas como demandantes de empleo, con edades comprendidas entre 18 y 25 años inclusive, que posean una titulación universitaria, titulación de formación profesional, de grado medio o superior, o titulación del mismo nivel que el de esta última, correspondiente a las enseñanzas de formación profesional, artísticas o deportivas, o bien un certificado de profesionalidad.

Asimismo, no deberán de haber tenido una relación laboral u otro tipo de experiencia profesional  superior a tres meses en la misma actividad, sin tener en cuenta las prácticas para la obtención de titulaciones o certificados.

Duración y Certificado

Las prácticas se desarrollarán en los centros de trabajo de las empresas bajo la dirección y supervisión de un tutor y tendrán una duración entre tres y nueves meses.

Las empresas entregarán a los jóvenes un certificado en el que constará la práctica realizada, los contenidos formativos inherentes a la misma, su duración y el periodo de realización.

Contrato Convenio Empresa-SPE

El requisito previo para las empresas o grupos empresariales será que deberán  formalizar  convenios con los Servicios Públicos de Empleo por medio del cual, los primeros presentarán el programa de prácticas no laborales donde constará, al menos, el contenido de las prácticas y la formación que le acompañará, la duración de las mismas, la jornadas y horarios para su realización, así como la indicación de sistemas de evaluación y tutorías.  Al mismo tiempo, les corresponderá a los Servicios Públicos de Empleo la preselección de los candidatos, aunque el proceso de selección final  de las personas que van a participar en el programa de prácticas será decisión de la empresa.

Beca y Seguridad Social

Los jóvenes recibirán de la empresa o grupos empresariales en que desarrollan las prácticas una beca de apoyo cuya cuantía será, como mínimo, del 80% del IPREM mensual vigente en cada momento.

A las personas jóvenes participantes  en estas prácticas no laborales, se les aplicará los mecanismos de inclusión en el Régimen General de la Seguridad Social.

Contratación posterior

Las personas que participen podrán ser contratadas a la finalización o durante el desarrollo de las mismas, bajo cualquier modalidad de contratación. En este caso, las empresas podrán beneficiarse de incentivos que existan en la legislación vigente.

Descargue aquí el Real Decreto

COMENTARIOS

Identifícate o regístrate para poder realizar un comentario.