YA NO SERÁ NECESARIO LA AUTORIZACIÓN LABORAL ADMINISTRATIVA PARA QUE LAS EMPRESAS REALICEN UN ERE

Lun 27 Febrero de 2012

Si hasta ahora un ERE debía ser aprobado por la Consejería de Empleo de la Comunidad Autónoma y por el juez, ahora con la nueva reforma laboral solo será necesaria la autorización judicial, quedando eliminada la autorización laboral de los despidos colectivos.

A partir de ahora a las empresas les resultará más fácil despedir a los trabajadores y trabajadoras, porque aquéllas que quieran hacer un Expediente de Regulación de Empleo (ERE), no van a necesitar que la Autoridad Laboral les autorice. Sólo tendrá la obligación de comunicarlo y de abrir un período de consultas con la representación sindical. En caso de desacuerdo, la empresa tiene la prerrogativa de imponer unilateralmente los despidos colectivos con una indemnización de 20 días por año trabajado con un máximo de 12 mensualidades. Tras este periodo, la empresa puede suspender los contratos de trabajo, aunque no se llegue a acuerdo con los representantes de los trabajadores y trabajadoras.

Esta reforma si que permite que las personas trabajadoras afectadas por un ERE temporal que finalmente acaben despedidos, puedan recuperar hasta 180 días de indemnización de paro.

Como consecuencia, el despido colectivo se convierte en un mero trámite que facilita que las empresas despidan sin apenas causas que lo justifiquen, debiéndolo aceptar las personas trabajadoras, sus representantes y la autoridad laboral y judicial, sin rechistar.

COMENTARIOS

Identifícate o regístrate para poder realizar un comentario.