El recorte en el desempleo golpea a los más desfavorecidos.

Mar 17 Julio de 2012

Las últimas medidas de ajuste de Rajoy aprobadas el pasado viernes en el Consejo de Ministros, demuestran que este Gobierno ha puesto en marcha una estrategia de desmantelamiento económico y social que no solo, no nos va sacar de la crisis, sino que va a provocar más paro, mayores niveles de pobreza, menos derechos sociales y laborales, muchas menos posibilidades de salir de esta situación en la que estamos metidos de lleno. Porque lo que es cierto, es que se puede salir de la crisis, pero no así de este modo, hay otras alternativas posibles.

 En cuanto a las medidas en materia de empleo que se han llevado a cabo, no tienen sentido y sobre todo, no consideran la situación que están atravesando muchos trabajadores en desempleo. Y es que esta reducción en las prestaciones por desempleo es una agresión, en toda regla al sistema de protección social de nuestro país, golpeando precisamente a aquellos trabajadores que más están sufriendo las consecuencias sin ser culpables, que son los que han perdido su puesto de trabajo.

La reducción de la cuantía del 60% al 50% a partir de los seis meses de la base reguladora del salario, supondrá una disminución de renta para el 90% de los perceptores de prestaciones.

Además, el aumento de las cotizaciones sociales, que pasan a ser del 65% que estaba a cargo del trabajador cuando está percibiendo el paro, al 100% todo a caro del trabajador, es otra disminución de su nómina de prestaciones.

Este recorte es sumamente injusto, al igual que el resto de ajustes, pero si cabe, este tiene menos sentido, ya que asfixia a los que mas necesitados se encuentran, Y es que no es cierto que en España haya un excesivo gasto en políticas laborales, y tampoco es cierto la supuesta excesiva generosidad del sistema de prestaciones por desempleo, ya que si comparamos con Alemania, la prestación también es de dos años, como en Dinamarca o Francia, donde además se puede alargar para los desempleados de más edad.  Y en lo que respecta a la cuantía, la comparación salarial es abismal, por ejemplo, en Alemania en 2010, el salario burato media anual a tiempo completo alcanzaba los 40.687 euros, en los Países Bajos era de 42.609 €, y en España 26.913 €.. 

En definitiva, reducir la cuantía de las prestaciones por desempleo para los nuevos perceptores no permitirá que encuentren empleo antes, que es la excusa que el Gobierno alega, al contrario, se va a devaluar aún más las condiciones de vida y va a acelerar el aumento del umbral de pobreza de nuestro país.

Esta es sólo una medida de ajuste impuesta por este Gobierno, al que no le interesa la creación de empleo y la situación de los miles de trabajadores desempleados de nuestro país, por esto, desde UGT Andalucía llamamos a las movilizaciones del día 19 de julio, porque aunque quieran arruinar el país, tenemos que impedírselo. 

COMENTARIOS

Identifícate o regístrate para poder realizar un comentario.