Los Presupuestos Generales del Estado para 2013 siguen sin tener en cuenta las necesidades de los desempleados.

Lun 01 Octubre de 2012

Con fecha 27 de Septiembre, se ha celebrado la reunión del Consejo General del Servicio de Empleo Público Estatal, cuyo punto fundamental era la presentación del anteproyecto de los presupuestos generales del citado organismo. En cuanto al análisis de las cifras, la UGT se ha opuesto rotundamente a estos presupuestos porque no se ajustan a las necesidades de las personas desempleadas, sino a controlar el déficit

 Analizando brevemente las partidas, se observa que en prestaciones por desempleo hay un recorte del 6’3%, siendo 1.807 millones menos que el año anterior. En políticas activas de empleo hay una reducción del 34’4% con una disminución respecto al anterior presupuesto de casi 2.000 millones de euros. Hay una reducción del 42’16% en orientación profesional, desapareciendo la partida de promotores de empleo e incluyendo una asignación de 20 millones de euros para el fomento de las agencias privadas de colocación. Resulta evidente la apuesta del gobierno por seguir debilitando los Servicios Públicos de Empleo.

En cuanto a las oportunidades de empleo y fomento de la contratación disminuye en un 56’09

Tiene un importante aumento la partida de flexibilidad que tiene un incremento del 384’20%. Esta partida hace referencia a las posibilidades que tienen las comunidades autónomas para destinar en función de sus necesidades específicas la aprobación o el incremento en otros programas de empleo-formación.

Los fondos para la formación para ocupados y desempleados, hay poca diferencia con los presupuestos anteriores, produciéndose una disminución de 1’3% en la de desempleados y un incremento del 2’3% en la de ocupados.

Como análisis final, UGT rechaza el anteproyecto de presupuesto del Servicio Público de Empleo Estatal, por estar basado en criterios distintos al de las necesidades de los desempleados, ya que estos:

  •  Disminuyen de forma patente el nivel de protección por desempleo, por lo que se producirá una alarmante bajada del nivel de cobertura de las prestaciones por desempleo, y como consecuencia un volumen mayor de personas sin ningún tipo de cobertura económica.
  •  Las partidas de los programas de políticas activas de empleo, encaminadas a aumentar los niveles de inserción sufren recortes en una situación de incremento del número de desempleados.
  •  Se siguen debilitando los Servicios Públicos de Empleo, disminuyendo el número ya escaso de trabajadores, con la eliminación de 1.500 promotores de empleo, y por lo tanto haciendo imposible el atender de forma adecuada y en tiempo a los demandantes de empleo.

Y es que estos presupuestos, son inútiles para salir de la crisis. Si no se impulsa la actividad, la confianza en nuestra economía no repuntará. No habrá salida de la crisis si no hay crecimiento de la actividad. Y estos PGE nada contienen para impulsarla. Son unos Presupuestos para seguir en la crisis, no para salir de ella; para mantener la asfixia de las familias, no para aliviarla; para que las empresas sigan sin ver perspectivas de aumento de sus negocios, puesto que no aumentará la demanda de sus productos

 

COMENTARIOS

Identifícate o regístrate para poder realizar un comentario.