Los presupuestos del Gobierno para 2013, no son una solución para mejorar la situación.

Mie 24 Octubre de 2012

Ayer, 22 de octubre, se publicó la Encuesta de Condiciones de Vida por el INE. Los resultados no son muy esperanzadores, ya que el 21,1% de la población residente en España está por debajo del umbral de la pobreza durante 2012, el 12,7% de los hogares españoles manifiesta llegar a fin de mes con mucha dificultad, el 40% no tiene capacidad para afrontar gastos imprevistos

 La situación en Andalucía es aún peor, ya que según un informe publicado la semana pasada por la Red Andaluza de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social, más de tres millones de andaluces, casi un 40% de la población, se encuentra en riesgo de pobreza, el 47,8% no puede afrontar gastos imprevistos.

El gran problema principal, es el paro, que afecta a más de 1.055.000 personas en Andalucía, afectando,

Estos datos, por desgracia, se verán agravados aún más en 2013 gracias a los PGE aprobados por el Gobierno, que comienzan hoy su debate en el Congreso, y que van a profundizar en la crisis, van a continuar asfixiando a las familias, ponen en riesgo cada vez más las prestaciones del Estado de Bienestar y suponen una fractura social sin precedentes en nuestro país. Para UGT, es necesario un cambio urgente de rumbo, que no nos arrastre a una sociedad más injusta y menos igualitaria, como consecuencia de la demolición de nuestros derechos y de la aniquilación de nuestro modelo social, y que nos posibilite salir de la profunda recesión económica con un modelo equilibrado y sostenible, basado en empleo de calidad, estable y con derechos.

Además se debe, ante todo, preservando nuestro Estado del Bienestar y nuestro modelo de convivencia, en lugar de buscar únicamente medidas que disminuyan el déficit y beneficie a los que más tiene.  El problema es que estos presupuestos no siguen este camino, sino el empobrecimiento de nuestro estado del bienestar, la privatización de los servicios públicos y el desmantelamiento social. Por este camino, llegamos a la desprotección de la población, como se refleja en esta encuesta, que junto al deterioro de los derechos sociales y laborales, tiene como consecuencia el aumento de la desigualdad y la exclusión.

Por ello, UGT rechaza nuevamente estos presupuestos, que reinciden en una fractura social sin precedentes en España y nos arrastran a una sociedad más injusta y menos igualitaria, como consecuencia de la demolición de nuestros derechos y de la aniquilación de nuestro modelo social.

Por estos presupuestos y por todas las situaciones de injusticia que estamos viviendo, hacemos un llamamiento a la ciudadanía para que el 14 de Noviembre no sea una mera huelga de trabajadores sino un paro social. Ir más allá de un paro laboral de los asalariados y convertir ese 14N en una reacción social de exigencia para que el Gobierno introduzca planes de incentivación económica y proyectos de creación de empleo que nos permitan salir de esta crisis que nos afecta.

 

COMENTARIOS

Identifícate o regístrate para poder realizar un comentario.