Los trabajadores con discapacidad representan más del 40% de la población en paro.

Jue 29 Noviembre de 2012

Las personas con discapacidad no se quedan indiferentes a las cifras de paro, representando en 2011, el 40% del total la población parada. No obstante el año pasado cerró el año, con un récord de contrataciones, siendo un total de 62.084.

El próximo 3 de diciembre se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, y coincidiendo con este día, se ha elaborado por parte de un grupo de empresas, un informe sobre el Perfil de Trabajador con Discapacidad 2012, con el objetivo de analizar la situación laboral de este sector de la población.

A pesar de que no existen cifras recientes sobre el empleo de las personas con discapacidad, si podemos afirmar, que su tasa de paro es muy superior que la del resto de población.

También la tasa de actividad de estos trabajadores es muy inferior a la de los demás. A finales de 2010 se situaba en un 36,2% frente al 75,9% del total de la población, según la Encuesta de Población Activa y de la Base Estatal de Personas con Discapacidad 2010 y 2009 del INE. Estos datos quiere decir que el resto, casi un 64% de las personas con discapacidad no tienen trabajo, y tampoco lo busca, debido, probablemente a que tienen una mayor desconfianza a la hora de acceder al mercado laboral.

Según este informe, desde el 1 de enero de 2012 hasta octubre, el Servicio Público de Empleo Estatal ha contabilizado 51.885 contratos a personas con discapacidad en el total de España, representando una caída del 1,3% con respecto al mismo periodo que el año anterior.

Además podemos ver que existen dos barreras al acceso al empleo de estos trabajadores, que son las barreras sociales, que están fuera de la persona en sí, y que están asentadas en la sociedad, siendo estereotipos y prejuicios de algunas empresas que consideran que estos trabajadores van a requerir importantes costas para adaptarse y que van a tener  más absentismo que el resto de trabajadores. Y en segundo lugar, están las barreras individuales que están en la propia persona, y que son básicamente, carencias de autoestima, motivación y confianza.

En cuanto al perfil de la personas con discapacidad, se trata de un hombre (51,6%), entre 26 y 35 años (32,9%), con discapacidad física (44%) y un nivel formativo de Formación Profesional (32%). La contratación ha sido temporal  y los puestos en los que se han integrado las personas con discapacidad han sido muy diversos, siendo el más perecido el de operario de producción (24,2%), administrativo (10,8%), peón de limpieza (10%) o dependiente (8,3%).

Desde UGT Andalucía trabajamos poniendo nuestro empeño y esfuerzo en la defensa de los derechos de las personas con discapacidad, puesto que éstas se encuentran en una situación de desventaja y rechazo social, derivada en gran medida por el diseño en el que se desarrolla nuestro mercado de trabajo y que les impiden su plena integración sociolaboral y el desenvolvimiento en igualdad de oportunidades como ciudadanos y ciudadanas.

 

COMENTARIOS

Identifícate o regístrate para poder realizar un comentario.