La reforma laboral lejos de crear empleo, lo que consigue es que el coste del despido disminuya un 23%.

Mar 19 Marzo de 2013

Con la reforma laboral aprobada el año pasado, y con su entrada en vigor en febrero, en lugar de crear empleo, se ha permitido a las empresas reducir con fuerza el dinero que se gastan en despidos. Según los datos que han publicado la pasada semana en el Instituto Nacional de Estadística, el coste medio por trabajador de los despidos ha bajado un 23% en el cuarto trimestre de 2012 con respecto al mismo periodo de 2011. El descenso es el más acusado registrado desde el inicio de la crisis y confirma que cada vez es más barato despedir.

 A partir del segundo trimestre del pasado año, la reforma laboral empezó a funcionar  y con su puesta en marcha, se generalizó el contrato con una indemnización de 33 días por año trabajado, facilitó los expedientes de regulación de empleo con 20 días por año y abrió la puerta a los despidos colectivos en la Administración. En los tres primeros meses de aplicación, el descenso en los costes por ajustar plantilla fue del 12%. En el tercer trimestre, la caída se agudizó hasta el 17% y, en el tramo final de 2012, alcanzó el 23%.

La evolución a la baja en los costes del despido ha tenido lugar al mismo tiempo que se seguía destruyendo empleo en España, que va ya por su sexto año consecutivo de aumento del paro. Sin embargo, mientras los ajustes de plantilla realizados al inicio de los problemas se cebaron en los temporales, más baratos para las empresas en caso de despido, la persistencia de la crisis ha acabado por llevarse por delante también a un buen número de indefinidos. A este respecto es destacable que el mayor descenso de los costes por despido haya tenido lugar mientras los que salían de las empresas eran los que tenían contrato fijo, lo que confirma que el primer efecto de la reforma laboral ha sido el de abaratar el despido pese a que fue concebida para atajar el paro y animar la creación de empleo.

Además del coste medio por trabajador que las empresas destinan a los despidos, también bajan con fuerza las percepciones no salariales, que registran un descenso del 15,6%. Este recorte se explica, añade el INE "por el descenso de las indemnizaciones" y de otras percepciones no salariales como pagos compensatorios, pequeño utillaje, ropa de trabajo o selección de personal.

Además de esto, el presupuesto que las empresas destinan a pagar el salario de sus trabajadores desciende un 3,6% a cierre de 2012 con respecto a un año antes, lo que equivale al mayor recorte de los sueldos en 17 años. La media, según la encuesta del INE, baja a 1.946 euros. Si a esta cantidad se le suman las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social, que ascienden a 569 euros, el coste laboral también cae, un 3,2%, hasta los 2.598 euros de media.

UGT Andalucía rechazó contundentemente desde un principio esta reforma laboral impuesta y lesiva para los derechos de los trabajadores, por ello, consideramos que esta última reforma laboral es un fraude, ya que el Gobierno la impuso con la excusa de crear empleo y acabar con la dualidad del mercado de trabajo, y no se ha conseguido ni una cosa ni otra. Muy al contrario, el mercado de trabajo ha empeorado. Lo que se ha conseguido, es tal y como desprenden los anteriores datos, es facilitar el despido y lesionar la negociación colectiva. Volvemos a reiterar desde esta organización, nuestra exigencia al Gobierno de que cambie la política económica, situando como principal objetivo de las políticas que se lleven a cabo, el crecimiento económico y el empleo. Hay que pasar de los recortes al impuso de la contratación y del empleo.

 

COMENTARIOS

Identifícate o regístrate para poder realizar un comentario.