La nueva modificación en el subsidio de mayores de 55 años, dejará sin ayuda al 20% del total de nuevas solicitudes

Lun 01 Abril de 2013

Tras las últimas decisiones del Gobierno Central, por las que se ha recortado el subsidio por desempleo para mayores de 55, privarán de cobrar esta ayuda a un 20% de potenciales beneficiarios. Esta medida afecta a las nuevas solicitudes no a quienes ya cobran el subsidio.

Cada mes hay unas 7.000 solicitudes nuevas del subsidio para mayores de 45 años, suponiendo esto que hay una media de 1.400 personas desempleadas que verán rechazada su solicitud y no podrán acceder a la ayuda de 420 euros mensuales y además perderán la cotización por la base mínima que abona el Servicio Público de Empleo Estatal, teniendo esto una doble consecuencia negativa, en los ingresos y sobre la pensión que se obtenga cuando tengan derecho a ella.

Con esta reforma última, no se ha vuelto a elevar la edad, que antes de era de 52 y ahora es de 55 años, pero endureció el Gobierno muy gravemente los requisitos para acceder y más concretamente, la prueba de rentas, que a partir de ahora, solo podrán percibir la mencionada ayuda, las personas desempleadas que demuestren que los ingresos medios de su unidad familiar no superan el 75% del Salario Mínimo Interprofesional, o lo que es lo mismo, una personas desempleada mayor de 55 años no podrá cobrar este subsidio si la pareja cobra más de 903 euros al mes.

Este nuevo recorte en las prestaciones por desempleo, es el tercero que aplica este Gobierno desde que gano las elecciones en apenas año y medio. Ya el pasado verano, endurecieron el acceso al subsidio de desempleo al eliminar el especial destinado a mayores de 45 años y elevar la edad mínima de acceso en el ordinario de 52 años a 55. Apenas unas semanas después, llegó una nueva vuelta de tuerca: para poder cobrar del plan PREPARA (la ayuda de 400 euros para aquellos parados que han agotado la prestación y el subsidio), se creó un requisito exactamente igual que el que ahora se exige para el subsidio.

Desde UGT Andalucía consideramos que esta medida es absolutamente indignante, y un ataque frontal a la dignidad de las personas trabajadoras, que debido a su edad, más dificultades tienen para obtener un empleo. Además el hecho de que el Gobierno introduzca nuevos requisitos para endurecer el acceso a la ayuda para los desempleados de más edad, es una prueba más de que el PP está dispuesto a acabar con el subsidio por desempleo y con el propio sistema de pensiones. Viola el derecho a la protección por desempleo de los que no tienen acceso a un puesto de trabajo, condena a la pobreza extrema a los trabajadores afectados y empobrece a sus familias al convertirles en una carga. Además es indignante que después del dinero entregado a la banca, se vuelva a castigar ahora a uno de los colectivos más desprotegidos como es el de los mayores de 55 años. 

COMENTARIOS

Identifícate o regístrate para poder realizar un comentario.