Las malas perspectivas de empleo y la recesión económica agravan el efecto desánimo de los trabajadores.

Jue 04 Julio de 2013

Entre los trabajadores aumenta el efecto desánimo durante estos primeros meses de este año, fundamentalmente entre los jóvenes y los hombres al final de su vida laboral. A su vez, aumenta la incorporación de mujeres al mercado de trabajo como apoyo al hogar familiar

 Estos efectos se deben, principalmente, al estancamiento de la actividad económica y a las negativas perspectivas de creación de empleo, por lo que UGT demanda un cambio de políticas, ya que las actuales se han demostrado fracasadas, hacia otras que permitan recuperar la senda del crecimiento, porque la insistencia del Gobierno en los recortes está provocando la emigración de los recursos humanos y una descapitalización económica que desemboca en el deterioro del nivel de vida de la población, el incremento de las desigualdades sociales y el aumento del riesgo de pobreza y exclusión social.

Desde el segundo trimestre de 2012, se observa cómo poco a poco se va agravando el efecto desánimo entre la población española, acompañado de la ausencia de recuperación del sector productivo. Este desaliento de las personas que desean trabajar y no encuentran un empleo viene acompañado del efecto del trabajador adicional, que desde el 2009 se ha relacionado con la transición de la tradicional inactividad de mujeres de más edad hacia la actividad, debido a la pérdida de empleo o de ingresos de los hombres en la familia y la necesidad de cubrir estas pérdidas para mantener los gastos familiares.

Así lo señala el informe de UGT sobre el efecto desánimo de la población trabajadora en nuestro país, que refleja cómo, a medida que avanza la crisis, aumenta el efecto del trabajador adicional entre las mujeres y el efecto desánimo entre los hombres, además de un descenso progresivo de los jóvenes activos, debido a la pérdida de empleo, a la vuelta a los estudios o a la emigración a otros países que ofrecen más oportunidades de empleo y formación.

Ante estos datos, UGT considera imprescindible cambiar las políticas actuales, que se han demostrado como un fracaso, y orientarlas a estimular el crecimiento y el empleo, tanto en el corto como en el largo plazo, con el objetivo de arrinconar este desánimo que existe en la población y en el sector productivo.

 

COMENTARIOS

Identifícate o regístrate para poder realizar un comentario.