Los planteamiento de la patronal para salir de la crisis, son a costa de los de los trabajadores.

Vie 09 Agosto de 2013

La CEOE plantea al Gobierno la posibilidad de cambiar el contrato de los trabajadores indefinidos a tiempo completo, en contratos a tiempo parcial, como una medida alternativa a la contratación temporal. Esta es una de las propuestas que hace para que se revise la reforma laboral aprobada el pasado año.

Entre las reivindicaciones de la patronal, que se recogen en un documento que han elaborado titulado “Las reformas necesarias para salir de la crisis”, además de las que ya han conseguido a su favor con la mencionada reforma laboral, piden aún más, tanto en contratación, como en negociación de convenios y despidos colectivos. En definitiva, la CEOE, reclama potenciar abiertamente el contrato a tiempo parcial”. Para ello, pide, con carácter general, reducir la “complejidad y rigidez” de la actual regulación, permitir al empresario una distribución más flexible del tiempo de trabajo y ampliar el número de horas complementarias que pueden realizarse del 15% al 30% de las horas ordinarias. Además, solicitan que se posibilite a las empresas “imponer a los trabajadores el paso de un contrato a tiempo completo a uno a tiempo parcial cuando existan causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, y esta modificación sustancial sea una alternativa a los despidos objetivos”.

Además apuestan por evitar la judicialización de los despidos colectivos y su nulidad, limitándola a los casos de ausencia del periodo de consultas para evitar que el argumento se a el defecto de forma, Esta solicitud, podemos decir que ya ha sido atendida en el decreto ley aprobado la semana pasada que facilita los ERE con retoques a la reforma laboral.

Reclaman también, más flexibilidad interna en las empresas, que permite una mayor movilidad funcional de los trabajadores y potencia las estructuras salariales con complementos variables, haciendo depender parte del sueldo de la situación y resultados de la empresa y no del convenio colectivo aplicable.

Y no solo se queda ahí la cosa, sino que además proponen más facilidades para los contratos de formación, convirtiéndolos según su propuesta, como una especie de contrato de inserción, con independencia de la edad para que se ajuste también a los “supuestos de readaptación profesional. Además platean que estos contratos tengan mayor libertad de despido y que los sueldos tomen como referencia el salario mínimo interprofesional, y que gradualmente se acomoden a los establecido en el convenio colectivo aplicable

Y ya por último, en el documento de la patronal, también establecen que los médicos de las Mutuas deberían dar altas médicas, para una mejor gestión y más eficiente de los costes para la Seguridad Social y las empresas, y piden penalizar el importe de la prestación durante la baja del trabajador por enfermedad durante los primeros 15 días de baja.

UGT rechaza rotundamente estas propuestas que la CEOE ha remitido al Gobierno Central, ya que va en contra del trabajador y supone precarizar aún más el empleo.

Empeorar las condiciones de trabajo y, concretamente incidir en la fuerte devaluación salarial, tal y como propone el FMI y la propia Comisión Europea, sólo conseguirá agravar una situación económica suficientemente complicada y empobrecer aún más a los ciudadanos.

Los datos generales sobre la evolución de la economía y del empleo demuestran que la reforma laboral impuesta por el Gobierno ha provocado un deterioro generalizado del mercado de trabajo en nuestro país. Sus únicos frutos han sido la temporalidad y la precariedad, ya que ni ha creado empleo ni ha logrado frenar su destrucción. 
Esta reforma, las políticas de recortes y la ausencia de medidas expansivas están provocando que todo el ajuste recaiga sobre los trabajadores, tanto en lo que se refiere a la disminución de empleo como a la pérdida de poder adquisitivo y prestaciones de servicios básicos.

COMENTARIOS

Identifícate o regístrate para poder realizar un comentario.