UGT Andalucía exige soluciones urgentes para los desempleados, ante los datos del III Trimestre de la EPA.

Jue 24 Octubre de 2013

A pesar de que los adelantos por parte del Gobierno de la buenos datos que iban a desprender la EPA en este tercer trimestre de 2013, en Andalucía el paro vuelve a incrementarse en esta ocasión, en 6.900 personas más que en el segundo trimestre, situándose ya la tasa de paro en un 33,37%. En España se ha producido un leve descenso del paro, siendo la tasa de un 25,98%. Ante los datos que se presentan, en los que los desempleados no hacen sino aumentar, y en muchos de los casos, agotándose las ayudas y prestaciones, desde UGT Andalucía, reivindicamos soluciones y acciones urgentes y que ayuden a crear empleo para conseguir que miles de familias puedan salir la grave situación económica, en la que se encuentran.

 En los últimos doce meses, el desempleo andaluz aumentó en 23.100 personas, lo que supone un incremento del 1,62 por ciento.

Por provincias, Jaén (40,37%), Granada (38,85%), Almería (38,77%), Cádiz (37,47%) y Córdoba (37,16%) son las que cuentan con las mayores tasas de paro a nivel autonómico y estatal. Fuera del ámbito andaluz, únicamente Las Palmas con una tasa del 37,07%,  se acerca a estas cifras.

En cuanto al número de personas ocupadas, descendió en 64.700 personas en los últimos 12 meses, lo que supone un descenso porcentual del 2,49 por ciento en relación con el mismo trimestre del año anterior. De julio a septiembre la cifra de ocupados en Andalucía descendió en 52.300 personas en relación con el trimestre anterior, lo que supone una bajada del 2,02 por ciento, de forma que la cifra total de ocupados alcanza las 2.532.300 personas.

Los hogares españoles en los que todos sus miembros están parados ascienden a 1.807.700, un 0,74% menos que en el trimestre anterior y un 4,02% superior al de hace un año. Además, 64.700 puestos de trabajo se han perdido en los últimos 12 meses en Andalucía. Desde el comienzo de la crisis han sido 715.700.

Los más perjudicados son los puestos de trabajo ocupados por trabajadores temporales, ya que estos contratos no se han renovado, lo que motiva un ficticio descenso de la temporalidad. Aún así, la inmensa mayoría de los contratos que ser formalizan en la actualidad (el 96%) son temporales.

Dentro del sector público se han destruido casi 50.000 puestos de trabajo en los últimos doce meses. Además de la pérdida de empleo, la Reforma de la administración local supone que la gestión de lo público quedará por ley más supeditada a la iniciativa privada y los servicios no mejorarán, sino que serán más caros para los ciudadanos, con menos coberturas y de menor calidad.

Se continúa incrementando la ocupación a tiempo parcial, a costa de la ocupación a tiempo completo. Esto, junto al uso excesivo de la contratación temporal, muestra el deterioro progresivo que está sufriendo el empleo y cómo está afectando gravemente a la calidad de vida de los trabajadores.

Los jóvenes son uno de los sectores de la población más castigados por la crisis, donde la tasa de paro alcanza casi el 70%. Es decir, prácticamente 7 de cada 10, se encuentran en el desempleo. Tienen una gran dificultad para insertarse y mantenerse en el mercado laboral. La situación es bien clara: no se les ofrece ningún futuro a nuestros jóvenes.

El continuo incremento del colectivo de parados de larga duración está aumentando el efecto desánimo entre estos trabajadores que ya apenas creen tener posibilidades reales de acceder a un puesto de trabajo.

Según los últimos datos sobre hogares, 4 de cada 10 sobreviven gracias a las prestaciones. En este sentido, el riesgo de caer en situación de exclusión social se hace más que evidente para cantidades, cada vez mayores, de familias andaluzas.

Los enormes recortes que está imponiendo el Gobierno están produciendo un profundo incremento de las desigualdades sociales y el aumento del riesgo de pobreza y exclusión social. A pesar de ello, se mantiene firme en su objetivo de destruir todo lo que suene a "público" y ya ha anunciado nuevos recortes, por valor de 4.000 millones de euros, para 2015. Una vez más, no ha anunciado las medidas concretas que piensa llevar a cabo que, seguro, tampoco estarán incluidas en el seno del programa electoral que le llevó a La Moncloa.

En definitiva, desde UGT Andalucía creemos que hay que cambiar ya la política socioeconómica que está llevando a cabo el Gobierno y que no hace más que prolongar la actual crisis económica. Debemos hacer que cada euro público invertido tenga un claro reflejo en la consecución de los objetivos de crecimiento y creación de empleo.

Es imprescindible un cambio en la gestión empresarial en pro de la competitividad y productividad, que reduzca drásticamente la temporalidad de la contratación y que nos ayude a generar riqueza y equilibrio social.

Para UGT Andalucía, la salida de la crisis ha de producirse de manera equilibrada y con un reparto de esfuerzos más justo.

 

COMENTARIOS

Identifícate o regístrate para poder realizar un comentario.