Se demuestra, con datos, que los famosos “minijobs'” empobrecen y precarizan el empleo.

Mie 27 Noviembre de 2013

Según un Informe realizado hace unos días por la Oficina Federal de Estadística (Destatis), el número de personas en riesgo de pobreza crece en Alemania, y esto, a pesar de que nunca hasta ahora, hubo tantos trabajadores activos debido a los denominados “minijobs”

Este informe, hace un análisis sobre la sociedad alemana y sobre el mercado de trabajo, donde se muestra que en el año 2012, Alemania tuvo 41,5 millones de personas empleadas, la mayor cifra de su historia, pero sin embargo, el volumen de trabajo total se situó en niveles de 1991. Según se explica en el informe, realizado en colaboración con la Central Federal de Formación Política y el Centro de Investigación Social de Berlín, esto se debe a que en los últimos veinte años la media de horas trabajadas por persona ha bajado de forma continua.

Y es que debido a los denominados minijobs, cada vez hay más trabajadores que trabajan a tiempo parcial, siendo ya más de siete millones de personas con un máximo de 15 horas semanales y un sueldo de unos 400 euros al mes. Atendiendo a datos concretos, se desprende que el número de personas sin contrato a tiempo completo o con empleos temporales, creció hasta alcanzar a un cuarto de la población alemana (22%), afectando sobre todo a las mujeres (335), a los jóvenes entre 15 y 24 años (33%), y a aquellos que no poseen ningún tipo de titulación académica (37%).

En cuanto al porcentaje de trabajadores en riesgo de caer en la pobreza, aumentó en los últimos años en Alemania y creció del 15,2% de 2007 hasta el 16,1% en 2011, según el informe, que considera “pobres” a aquellos que percibieron menos de 980 euros al mes en 2011. Este es precisamente el salario neto mas frecuente en España, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Ese porcentaje de "pobres" creció especialmente en los grupos de población entre 55 y 64 años, franja en la que se pasó del 17,7% de 2007 al 20,5% en 2011.

 

Estos resultados, corroboran desgraciadamente, lo que desde UGT se ha venido manifestando, es decir, que este tipo de contratos, generan trabajadores “pobres”, con salarios bajos y en un futuro, menores pensiones. Y que por desgracia, en España, a pesar de no denominarse “minijobs”, este tipo de contratos si que existen, generando pobreza, por las malas condiciones laborales que conllevan, y que no resuelven el problema del desempleo, sino que empeoran las condiciones de las ya existentes. Por lo que volvemos a retirar nuestro más rotundo rechazo a este tipo de contrato, y reclamamos encarecidamente al Gobierno Central, la retirada de las medidas lesivas para los trabajadores, tanto ocupados, como desempleados, pensionistas y jóvenes.

COMENTARIOS

Identifícate o regístrate para poder realizar un comentario.