UGT Andalucía rechaza la política antisocial del Gobierno del Estado

Jue 02 Enero de 2014

En el último consejo de Ministros, que se celebró el pasado viernes, 27 de diciembre, se ha rematado de forma fatídica para los trabajadores y los ciudadanos en general, ya que se ha congelado de nuevo el Salario Mínimo Interprofesional, y además se ha impuesto la nueva reforma de las pensiones, cuyo índice de revalorización se conoció en este Consejo de Ministros.

 Vuelve a ser un año perdido en lo económico y de graves retrocesos en el ámbito laboral y social. El Gobierno del PP lejos de aprender de los errores y rectificar, persiste en políticas ideológicas que lastran el presente y el futuro de nuestro país y constriñen la democracia. 2014 será más de lo mismo, en vista de la política económica y social que el Gobierno ha marcado en los Presupuestos Generales del Estado para el próximo año.

El último Consejo de Ministros ha sido el remate final de la política antisocial que practica el Gobierno del PP, empeñado en combatir el déficit, un déficit que se verá desbordado por su propia política, de ajuste y sacrificios para unos, la gran mayoría, y de complacencia y manga ancha para otros: las grandes fortunas financieras y empresariales de este país. El Ejecutivo gobierna burlando el diálogo y la consulta, sin buscar consensos y a golpe de Reales Decretos Leyes, aprobados utilizando una mayoría absoluta conquistada en base a falsas promesas electorales.

La Unión General de Trabajadores considera que España en 2014 se adentrará en una zona muerta, de estancamiento. La política económica y social que ha marcado el Gobierno en los Presupuestos Generales del Estado para 2014 no contienen medidas para facilitar el crecimiento y el empleo, persisten en el recorte social y van a lastrar la salida de la crisis.

El SMI ha perdido en cuatro años 5,5 puntos de su capacidad adquisitiva y desde 2007 ha ido perdiendo peso sobre el salario medio, alejándose del compromiso suscrito por España en la Carta Social Europea de alcanzar el 60% del salario medio. Esta nueva congelación (se queda en 645,30 euros) supone seguir por el camino de la devaluación de esta renta. Una renta que bordea el umbral de la pobreza en hogares con un solo miembro y se sitúa por debajo en hogares compuestos por al menos dos personas. El SMI español es uno de los más bajos de los países de la UE-15. Los sindicatos reclaman una recuperación progresiva y modulada del poder de compra del SMI y reformar el artículo 27 del Estatuto de los Trabajadores para evitar que se sigan produciendo pérdidas de poder adquisitivo del SMI.

Y encima, la reforma de las pensiones impuesta por el Gobierno, ignorando el consenso social y político, supone el mayor recorte de la historia en el Sistema Público de Pensiones y afecta a los pensionistas presentes y futuros que verán mermado su poder adquisitivo. UGT recuerda que el acuerdo de pensiones, que entró en vigor en enero de este año, ya contemplaba la sostenibilidad del sistema, y alerta sobre el nuevo Índice de Revalorización (aún con la enmienda introducida por el Senado que modificaba al alza este Índice del 0,25% al 0,50%, es insuficiente). La ley del Gobierno atenta contra el principio de suficiencia de las pensiones protegido por la Constitución Española y empobrece a los pensionistas.

COMENTARIOS

Identifícate o regístrate para poder realizar un comentario.