22F. Día de la Igualdad Salarial: El empleo no impide el empobrecimiento de las mujeres

Mar 18 Febrero de 2014

El departamento de Mujer de la secretaría de Igualdad de UGT ha presentado este lunes, con motivo de la celebración el próximo día 22 de febrero del Día de la Igualdad salarial, un informe que se titula "El empleo no impide el empobrecimiento de las mujeres". Por sectores, según destaca dicho estudio, la hostelería es la actividad peor remunerada para las mujeres, pues perciben un 36,03% menos que el salario medio femenino y un 49,26% del salario medio masculino.

 Las políticas económicas, laborales y sociales emprendidas por el Gobierno basadas en la austeridad y en los recortes está suponiendo una devaluación de los salarios del conjunto de los trabajadores, lo que se traduce en una pérdida de su poder adquisitivo y en su empobrecimiento, afectando mayoritariamente a las mujeres al tener salarios más bajos.

En dicho informe se destaca que el Gobierno no ha puesto en marcha ninguna política ni medida dirigida a corregir las desigualdades retributivas y alcanzar la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres en el mercado laboral.

Unido a esto, la mayor parte de las estadísticas económicas no desagregan los datos por género, lo que impide profundizar en la situación real de las mujeres respecto al empleo y a las condiciones económicas. Esta falta de datos no permite visualizar las desigualdades, y ello conlleva a que se ignore la realidad de las mujeres y no se adopten medidas correctoras. Lo que se desconoce no existe.

La reforma laboral refuerza las desigualdades estructurales del mercado laboral y empeora la economía de las mujeres, que se salda con 2.827.000 mujeres en el paro y 2.009.000 con trabajo a tiempo parcial de los 7.634.000 millones de mujeres con empleo. El número de mujeres ocupadas es un 16,3% inferior al número de hombres. La alarma que ha provocado la pérdida de 1.530.000 puestos de trabajo por parte de los hombres desde el año 2009 hasta hoy, ha silenciado el 1.482.000 mujeres menos que hombres con empleo.

Mientras el número de hombres que trabajan a tiempo parcial es de 730.100, con un salario medio de 804 euros mensuales, el número de mujeres es 2.009.000 y su salario medio es de 719 euros por mes.

Por tanto el número de mujeres que trabajan a tiempo parcial es casi el triple que el de los hombres, y cobran 85 euros menos de media al mes.

Por sectores, la hostelería es la actividad peor remunerada para las mujeres, pues perciben un 36,03% menos que el salario medio femenino y un 49,26% del salario medio masculino.

Las mujeres con elevada formación académica, que se dedican a actividades profesionales, científicas y técnicas, por realizar un trabajo de igual valor reciben un 30% menos de salario.

Los datos más recientes sitúan la brecha salarial en un 22,99 % de media anual, incrementándose un 0,5% respecto al año anterior, por lo que las mujeres españolas tendríamos que trabajar 84 días más que los hombres para percibir el mismo salario. La subida salarial media anual de las mujeres fue de un 0’16%, mientras que la de los hombres se situó en el 0,74%.

El empobrecimiento de las mujeres asalariadas es el resultado de su concentración en los salarios más bajos. El 22,63 % de las trabajadoras españolas, perciben como máximo la mitad del Salario Mínimo Interprofesional; el 51,44 % perciben 1,5 veces el SMI; un 0,63 % perciben entre 7,5 y 10 veces el SMI.

Solamente un 0,27 % de las mujeres asalariadas acceden a salarios situados por encima de las diez veces el SMI, una de cada cinco personas que acceden a esta cuantía salarial elevada es mujer.

Las responsabilidades familiares tienen un efecto directo en el salario de las mujeres, pues los últimos datos disponibles reflejan que 1.622.600 mujeres soportaron una diferencia salarial de más del 61,50% por reducir su jornada para el cuidado de menores.

Aumenta el número de mujeres desempleadas, situándose en un 26,9% frente al 25,3% de los hombres. De los 2.809.200 de mujeres en paro, solo 580.600 perciben una prestación de desempleo contributivo, 539.900 mujeres perciben prestaciones del nivel asistencial y 1.688.700 de mujeres desempleadas no percibieron ningún tipo de ayuda. Por tanto, algo más del 60% de las mujeres paradas no perciben ningún tipo de ingreso.

La cuantía y la duración de la prestación contributiva de desempleo también varía. Las mujeres perciben de media, 25,96 euros al día y los hombres 30,61 euros. Por tanto las mujeres perciben 4,65 euros diarios menos.

Si la diferencia salarial del 22,99 % se perpetuara en el tiempo, supondría que las mujeres tendríamos que trabajar de media 47 años y 2 meses para cobrar la misma pensión de jubilación que un hombre que trabaje los 38,5 años que se requieren actualmente para acceder al 100% de su pensión por jubilación.

Las diferencias salariales que se producen a lo largo de la vida laboral se van acumulando y aumentan hasta el 32,58% en la jubilación, diez puntos por encima de las diferencias que se producen por un empleo remunerado.

El 71,81 % de las mujeres con una pensión de jubilación percibe unos ingresos igual o por debajo del SMI mientras que en el caso de los hombres solo un 24,48% se encuentra en la misma situación.

De las 17.681 personas que perciben pensiones por encima de la cuantía máxima, sólo 2.373 son mujeres.

Del total de personas trabajadoras que perciben un salario o una renta derivada del trabajo (desempleo y pensiones), hay una diferencia de dos millones menos de mujeres, y las que perciben algún tipo de renta, su cuantía es notablemente inferior. La diferencia de salarios del 22,99%, conlleva una diferencia del 15,20% en el desempleo contributivo y se dispara a un 38,12% en la jubilación, acumulando una diferencia económica a lo largo de la vida laboral del 25,45%.

El empobrecimiento de las mujeres tiene un efecto multiplicador de la pobreza, acrecentado en los casos en los que se tiene hijos e hijas, u otras personas que dependen de sus salarios. Las familias que dependen de los ingresos de las mujeres son más pobres.

COMENTARIOS

Identifícate o regístrate para poder realizar un comentario.