UGT apuesta por el crecimiento moderado de los salarios reales para recuperar la economía y el empleo

Mar 25 Febrero de 2014

Desde UGT se apuesta por un crecimiento moderado de los salarios reales como factor de recuperación económica y del empleo. Un crecimiento más allá de la coyuntura, con el fin de aumentar por encima de la inflación.

En 2012, el sindicato firmó un acuerdo con la patronal donde se aceptaba el principio de devaluación interna para contrarrestar la crisis, pero no se habló de la devaluación salarial. Se ha producido una utilización tramposa de la devaluación salarial, presentándola como devaluación interna.

Y es que “la reducción de los salarios reales ha contraído la demanda y ha imposibilitado la salida del estancamiento económico. Necesitamos un cambio de modelo productivo, porque la devaluación salarial hace que las empresas estimulen el dumping salarial y desestimulen la mejora de la organización del trabajo, de las inversiones en I+D+i, etc.”

Además, esta devaluación produce “más desigualad y más pobreza. Estamos en el tercer lugar en pobreza de los trabajadores de la Unión Europea, solo por detrás de Rumanía y Grecia”, por lo que “ha quedado demostrado que esta estrategia no ha servido para salir de la crisis, no ha mejorado la situación de las familias de nuestro país y, por lo tanto, esta coartada no se puede mantener por más tiempo”. 

“Por el procedimiento de la devaluación salarial nuestro país no saldrá adelante. Estamos en una situación clave, y si seguimos por este derrotero de aumento de las desigualdades, de cotas altas de paro, de aumento de la precariedad y de empobrecimiento de los salarios, creo que incluso el concepto de país desarrollado en el que nos reconocemos podría quedar en entredicho”. 

El papel de los salarios juega un papel de antídoto y de preservación de nuestras características como país desarrollado, con un modelo económico más eficiente, más productivo y con mayor cohesión social”. 


Desde el UGT se demanda otro modelo económico “capaz de generar empleo, corregir las políticas que nos han traído hasta esta situación y prevenir una crisis futura”, porque las medidas del Gobierno “nos llevan a un callejón sin salida, ya que generan más desigualdad y pobreza, comprometen nuestro futuro económico e imponen una devaluación salarial como medio de ajuste en vez de aumentar los salarios para reactivar la economía”. 

La evolución negativa de los salarios no produce una mejora en el consumo y en la inversión, sino que aumenta la desigualdad y la pobreza”.

“El peso de la remuneración de los asalariados ha caído desde la crisis, al contrario que los márgenes empresariales, que no dejan de aumentar. La contracción salarial del II AENC ha quedado vulnerada por la reforma laboral y por el comportamiento de las empresas y las Administraciones Públicas”.

Esto ha producido una devaluación de las prestaciones, como la de pensiones, “que está llevando a una bajada de las bases de cotización”, y la de desempleo. “O estas políticas impositivas y de recorte se revierten, o no crearemos un Estado de Bienestar potente que nos permita salir del estancamiento económico y del empleo en el que nos encontramos.

COMENTARIOS

Identifícate o regístrate para poder realizar un comentario.