La CES demanda al Parlamento Europeo fortalecer la Directiva relativa al desplazamiento de los trabajadores

Mar 15 Abril de 2014

La Confederación Europea de Sindicatos (CES) exige al Parlamento Europeo fortalecer la aplicación de la Directiva relativa al desplazamiento de los trabajadores o bien rechazar el compromiso al que ha llegado el tripartito. El Parlamento Europeo debatirá hoy esta directiva, que recoge la puesta en marcha de las reglas sobre los derechos de los trabajadores de la Unión Europea contratados por un periodo limitado en otro Estado miembro, y será votada mañana, 16 de abril.

La CES considera que el texto debe ser fortalecido porque las medidas estipuladas en la norma sobre la aplicación de derechos son muy débiles y las sanciones que pueden ser aplicadas no están aún definidas.

En este sentido, un Estado miembro que controle demasiado la conformidad de estas reglas podría verse forzado a moderar su aplicación si la Comisión Europea decidiese que esta aplicación es desproporcionada.

 

Además, se ha constatado que las empresas sin escrúpulos recurren a ella para evitar responsabilidades en cuanto a salarios y condiciones laborales. El movimiento sindical europeo señala que aunque la Directiva permite de manera justificada a los Estados miembro que apelen a la responsabilidad de todos los actores que intervienen en la cadena de subcontratación si ocurre algún problema, como el impago de salarios, compromete esta disposición autorizando condiciones que atenúan su aplicación, bien por la Comisión o bien por la Corte de justicia europea.

El Parlamento votará hoy la Directiva relativa a desplazamiento intra-grupos, que define las reglas de traslado de trabajadores de terceros países en el seno de una misma empresa que tenga su sede en Europa.

En este sentido, la CES demanda a los eurodiputados a votar en favor de la igualdad de trato de los trabajadores en el mismo lugar de trabajo, oponiéndose así a los empleadores que contratan a trabajadores de otros lugares del mundo con el fin de pagarles menos.

En 2011 se produjeron unos 10.000 traslados de este tipo en los Estados miembro que aplican la Directiva (Reino-Unido ha decidido no participar) pero esta cifra debería aumentar considerablemente si se promulga una ley europea que permita tales traslados.

Además, aunque la Directiva sobre desplazamiento de trabajadores intra-grupos aboga por la igualdad en materia de salario mínimo, tiempo de trabajo y condiciones de salud y seguridad con respecto a los trabajadores que son contratados localmente, contiene grandes diferencias en materias como costes laborales y condiciones de trabajo.

 

 Como ejemplo, los empleadores de trabajadores desplazados pagan los costes de jubilación y seguro tal y como se contempla en el país de origen de estos trabajadores, que casi siempre son inferiores a los que están en vigor en la UE. Además, los trabajadores desplazados no tienen verdaderas garantías en cuanto a condiciones de trabajo y ventajas que se aplican a los trabajadores locales en el marco de la negociación colectiva o legislación nacional.

COMENTARIOS

Identifícate o regístrate para poder realizar un comentario.