El 96% de los ciudadanos están a favor de un salario mínimo decente

Mar 20 Mayo de 2014

Los derechos laborales y sociales se están recortando y esto coincide con un ataque sistemático a los sindicatos y a lo que defienden. Pero esta estrategia de los poderes económicos, aupada por las políticas neoliberales de la derecha, tiene un límite, el que establezcan los ciudadanos. Por eso, es relevante la Encuesta Global realizada por la Confederación Sindical Internacional (CSI) que celebra en Berlín su Tercer Congreso Mundial, bajo el lema “Reforzar el poder de los trabajadores”. Un Congreso que comenzó ayer, durará hasta el 23 de mayo y en el que hoy interviene Cándido Méndez.

 Esta encuesta sirve de base para conocer la opinión de la población respecto a los sindicatos y sobre cuestiones laborales relevantes. Las conclusiones no dejan lugar a dudas: la población pide lo que los sindicatos defienden. Así, un 96% de la población está a favor de leyes que establezcan y protejan el salario mínimo decente para los trabajadores y trabajadoras; el 91% de los ciudadanos se muestra favorable a leyes que concedan a las personas el derecho a negociar colectivamente, y el 89% están a favor de leyes que otorguen a los trabajadores y trabajadoras el derecho a afiliarse a un sindicato.

La Encuesta revela, además, que dos de cada tres personas (el 68%) están de acuerdo en que los lugares de trabajo donde hay un sindicato ofrecen mejores salarios, condiciones de trabajo y salud y seguridad para los trabajadores y trabajadoras. Asimismo, el 78% apoya el derecho de huelga, un porcentaje que sube hasta el 99% cuando se pregunta si están a favor de leyes que protejan el derecho a recurrir a la huelga para obtener mejorar sus condiciones laborales.

El reto que se marca la CSI es lograr 20 millones de afiliados más en los próximos 4 años, es decir hasta 2018, cuando la CSI celebrará el siguiente Congreso. Actualmente este organismo internacional cuenta con 176 millones de miembros, pertenecientes a 325 organizaciones afiliadas, entre ellas UGT, en 161 países. Un porcentaje que tiene que ir en aumento.

 

La CSI considera que los ataques contra la libertad sindical y la negociación colectiva buscan asegurarse que los empleadores tengan absoluto control sobre la mano de obra y está dispuesta a dar la batalla para evitar esta deshumanización del trabajo.

 

Otros datos de interés:

  • El 50% de los trabajadores/as tienen un empleo vulnerable, muchos de ellos son mujeres que presentan un alto índice de precariedad y discriminación en el trabajo.

  • El 40% de la economía global es informal

  • El 90% de los 230 millones de migrantes en el mundo abandonan sus hogares en busca de trabajo, pero menos del 1% de ellos están sindicalizados.

 

 

COMENTARIOS

Identifícate o regístrate para poder realizar un comentario.