La reforma laboral solo es útil para empeorar las condiciones del mercado de trabajo

Jue 29 Mayo de 2014

Tras conocer los datos de un informe elaborado por el Gabinete Técnico Confederal, a fecha de 28 de mayo sobre los dos años de la reforma laboral, volvemos a reiterar lo que venimos diciendo desde que se impuso dicha reforma laboral por el Gobierno del PP, es decir, que ni genera empleo, ni reduce el paro, muy al contrario, contribuye a empeorar el mercado de trabajo, y esto se demuestran con los datos de empeoramiento en el empleo que venimos experimentando desde el 2012, año que comenzó a aplicarse dicha reforma.

Según estos datos, tomando de referencia el primer trimestre de 2012 y comparándolo con el primer trimestre de este 2014, el número de ocupados ha descendido en 814.500 empleos. Y tan solo, en el primer trimestre de 2012, que es cuando entró en vigor la reforma laboral, se perdieron casi 388.000 puestos de trabajo.

Las cifras de desempleo son las más preocupantes y donde realmente se materializa esta grave crisis que atraviesa España, porque resulta insostenible que haya casi seis millones de parados, con una tasa de paro de casi el 26% de la población activa, aumentando los desempleados más de un 12% desde el año 2012. Esto demuestra que no se esta produciendo, tal y como viene argumentando el Gobierno Estatal, un cambio de tendencia ni una transformación del modelo productivo gracias a esta ineficaz reforma laboral.

Y sin olvidarnos del paro de larga duración, que se ha incrementado desde la aplicación de la reforma laboral en 2012, del 27,1% al 40,08% de este primer trimestre de 2014. Y por supuesto, de los malos datos de la cobertura de prestaciones por desempleo, siendo cada vez menor, ya que en marzo de 2010, el casi 80% de los desempleados registrados en las oficinas de empleo, tenían prestación por desempleo, frente al 58,93% de este primer trimestre de 2014.

No solo se han notado la reforma en el aumento del desempleo, también ha hecho estragos en la calidad del empleo y en las condiciones de trabajo de los que aún mantienen su empleo, que se han visto gravemente afectadas, materializándose esto en la existencia de una mayor precariedad, abarcando más temporalidad, peores jornadas, trabajos menos cualificados y salarios más bajos. Los datos que lo demuestran, son que desde el cuarto trimestre de 2011 al primero de 2014, hay 686.000 asalariados indefinidos menos y un incremento del 26,32% del trabajo a tiempo parcial involuntario

Ante esta situación, desde UGT Andalucía volvemos a reiterar nuestra postura de rotundo rechazo a la reforma laboral impuesta por el Gobierno del PP, ya que no crea empleo, solo contribuye a la destrucción del mismo y la repercusión negativa de las condiciones laborales de los trabajadores, teniendo cada vez menos derechos y protección. Desde nuestro sindicato, no solo rechazamos la reforma laboral, sino que también proponemos soluciones y alternativas para salir de la crisis, pero no a costa de los trabajadores tal y como pretende el Gobierno. Desde UGT planteamos que se debe trabajar y aunar los esfuerzos hacia un nuevo modelo económico y social en España, para conseguir una mejor economía y más competente y de esta manera crear más y mejor empleo, además de mejorar, a su vez, la calidad de vida de nuestro país. Para esto, proponemos unas líneas de actuación, que van encaminadas a cambiar la política económica y laboral, reformar la fiscalidad, construir un potente sistema de servicios y prestaciones públicas, reforzar la democracia, los derechos y la participación de los ciudadanos, y por supuesto, desde nuestro propio sindicato, tener transparencia, compromiso y rendición de cuentas a la sociedad.

 

COMENTARIOS

Identifícate o regístrate para poder realizar un comentario.