La recuperación pasa por modificar el artículo 135 de la Constitución y solucionar el paro de larga duración

Mie 11 Junio de 2014

El gasto público, el incremento de la deuda pública, es un elemento clave en la recuperación del empleo, y el plan de inversiones que defiende la Confederación Europea de Sindicatos es el único motor eficaz para sacar a Europa y a España del bache de la recesión económica, así lo ha defendido el Secretario General de UGT, Cándido Méndez, durante la clausura de la presentación del Anuario de Relaciones Laborales 2014 de UGT. Sin embargo, hay un problema que permanece en la penumbra la modificación que se hizo, “con nocturnidad y alevosía”, del artículo 135 de la Constitución Española

Una reforma perpetrada en 2011 que no actúa en la recesiones sino en las etapas de recuperación y que establece dos párrafos letales: que la prioridad de las administraciones a la hora de elaborar sus presupuestos sea el pago de los intereses y del capital de la deuda y el que hace referencia al límite del 60% de la deuda pública establecido por el tratado de funcionamiento de la UE. “De manera tal que en la actualidad estaríamos con un objetivo impuesto, desde el punto de vista constitucional, de reducir en 400.000 millones de euros la deuda pública. Un tema capital que pone en tela de juicio las posibilidades de recuperación económica”, según Méndez, que ha pedido volver a modificar este artículo en el marco de un cambio del texto constitucional.

Méndez ha señalado que la otra gran preocupación de UGT son los parados de larga duración. Así el paro estructural en nuestro país durante la etapa de recesión económica se ha multiplicado por tres, es decir, “corremos un riesgo muy serio de tener un enquistamiento del paro de larga duración que puede rondar entorno a los tres millones de personas”. Frente a este problema la única alternativa que se está planteando en relación con el paro sólo afecta a los jóvenes menores de 25 años. El plan de Garantía Juvenil puesto en marcha por la UE es insuficiente en número de afectados y en cuantía. Así la OIT cifra la necesidad de destinar 21.000 millones de euros al año para solucionar el paro juvenil de los menores de 25 años, y la UE contempla sólo 6.000 millones en dos años. Además, sólo se habla de menores de 25, cuando el paro entre los 25 y los 35 años es el doble.

Además del paro de larga duración y la deuda, Méndez ha resaltado la necesidad de un plan de reindustrialización, cambiar el actual modelo productivo y fomentar la formación, porque aunque se habla de recuperación de las grandes cifras macroeconómicas, aún no se puede hablar de la recuperación laboral, ni del empleo.

COMENTARIOS

Identifícate o regístrate para poder realizar un comentario.