Se vuelve a demostrar el continuo desplome de salarios en España tras conocer los últimos datos de la Encuesta de la Estructura Salarial

Vie 27 Junio de 2014

Según UGT, los resultados de la última Encuesta Anual de Estructura Salarial, correspondiente al año 2012, muestran el constante aumento de las desigualdades y el continuo desplome de los salarios en España, que se ha producido por una doble vía: por un lado, la reducción de salarios y la congelación del SMI, y, por otro, el aumento en la utilización del contrato a tiempo parcial en los últimos tiempos, algo que, a su vez, está provocando una mayor apertura de la brecha salarial entre hombres y mujeres. El sindicato subraya la necesidad urgente de apostar por la recuperación con objetivos claros, que pasan por otorgar un papel más activo al crecimiento de los salarios reales en nuestro país y así lo está defendiendo en las negociaciones con la patronal de cara a la renovación del AENC.

 El Instituto Nacional de Estadística publicó ayer los resultados de la última Encuesta Anual de Estructura Salarial, correspondiente al año 2012. Según estos resultados, la ganancia media anual por trabajador fue de 22.726,44 euros en 2012, un 0,8% inferior a la de 2011.

En 2012, el salario mediano, que es el que divide al número de trabajadores en dos partes iguales, los que tienen un salario superior y los que tienen un salario inferior, se situó en los 19.040,98 euros, mientras que el sueldo más frecuente fue de 15.500 euros. Por sexo, en el año 2012, la ganancia media anual femenina (19.537,33 euros) supuso el 76,1% de la masculina (25.682,05 euros).

En relación al porcentaje de trabajadores en función de su ganancia con respecto al Salario Mínimo Interprofesional (SMI), el mayor número de trabajadores se agrupa entre 0 y 4 veces el SMI. Además el porcentaje que más aumenta (con una notable diferencia respecto al siguiente grupo) desde 2008 son los que se agrupan entre 0 y 1 SMI, que crece un 38,3%.

Según los datos publicados, de nuevo la desigualdad de la distribución salarial entre sexos es considerable: año 2012, el 17,36% de las mujeres tuvo ingresos salariales menores o iguales al SMI, frente al 7,52% de los hombres. Y teniendo en cuenta los salarios más elevados, el 10,4% de los hombres presentaron unos salarios cinco veces superior al SMI, frente al 4,72% de las mujeres.

En relación a la distribución salarial en percentiles, lo más destacada es que el percentil más bajo es el único que pierde desde 2008 a 2012, un 10,4%, tanto para hombres (-4,8%) como para mujeres (-9,0%). En cambio, el percentil más alto gana un 5,8% de media, siendo la ganancia de 3,2% entre los hombres y del 8,9% entre las mujeres. En cambio, si se analiza la situación del último año, todos los percentiles caen entre 2011 y 2012 (desde el 5% del percentil más bajo al 0,9% del cuartil superior), excepto el más alto, que crece un 0,3%

En cuanto a los salarios por tipo de jornada, en 2012 la ganancia anual a tiempo completo creció un 0,5% en 2012, mientras que la de tiempo parcial disminuyó un 1,2%. Por sexo, mientras la ganancia media anual en los hombres aumentó a tiempo completo (1,1%) y disminuyó a tiempo parcial (-1,8%), entre las mujeres la ganancia anual disminuyó en ambos tipos de jornada (-0,1% y -0,9% respectivamente).

Por tipo de contrato, los trabajadores con contratos temporales tuvieron un salario medio anual inferior en un 34,5% al de los contratados indefinidos. Por sexo, los hombres con contrato de duración indefinida tuvieron un salario superior un 21,5% al medio y los temporales un 25,7% inferior a la media. En las mujeres, el salario fue inferior al medio independientemente del tipo de contrato (del 9,2% para los indefinidos y del 34,5% para los temporales). Por su parte, la ganancia anual disminuyó en ambos tipos de contrato (-0,8%), siendo más acusada en los contratos temporales (-3,5%).

Los trabajadores de nacionalidad española fueron los únicos que tuvieron un salario superior a la media. Para el resto de trabajadores de la Unión Europea, el salario fue inferior en un 23,2% al de la media, mientras que las otras nacionalidades tuvieron un salario más de un 36% menor que la media.

Por edad, la ganancia media anual en 2012 respecto a 2011 se reduce en todos los grupos de edad, más entre los menores de 25 años (-7,3). Esta reducción es aún mayor si comparamos con la situación en 2008: -14,5%. Y el segundo grupo con mayor reducción de ganancia media anual es el de 25 a 34 años, en ambas comparativas, siendo la caída del 3% en el último año y del 2,7% si comparamos con el año 2008.

Por último, del análisis de los indicadores de desigualdad se extraen las siguientes conclusiones:

  • El índice de Gini no para de aumentar desde 2008 (un 5,6%), y un 2,1% en el último año, hasta al calzar el 34%, es decir, la desigualdad de ingresos cada vez es mayor en nuestro país

  • La proporción de trabajadores con ganancia baja se ha reducido en 2012 (un 2% desde 2008 y un 8,8% desde 2011), si bien el porcentaje de mujeres en el total de asalariados con ganancia baja ha aumentado (un 1,4% desde 2008 y un 1,2% desde 2011); en este sentido, destacar que la proporción de trabajadores con ganancia baja es del 17,24% y, de estos trabajadores, el 64,89% fueron mujeres

COMENTARIOS

Identifícate o regístrate para poder realizar un comentario.