Andalucía, la cuarta Comunidad Autónoma con el salario bruto medio más reducido

Mie 19 Noviembre de 2014

Según el Instituto Nacional de Estadística, durante el pasado 2013 el salario bruto medio de los trabajadores andaluces alcanzó los 1.645,4 euros, lo que significa que se colocó 223,7 euros por debajo del salario medio bruto obtenido para el conjunto del Estado (1.869,1). De esta forma, los trabajadores andaluces continúan un año más entre los menos retribuidos de España y cada vez más lejos de las remuneraciones alcanzadas por los trabajadores de otras CCAA como Madrid, País Vasco o Navarra, los cuales superan, ampliamente, los 2.000 euros de salario medio bruto mensual.

 La crisis económica, la Reforma Laboral, los despidos masivos, la contratación precaria y la menor relevancia de la negociación colectiva  están provocando una importante pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores. Una pérdida que se ha visto agravada durante los dos últimos años. Tanto es así que el salario medio de los trabajadores andaluces no sólo ha dejado de incrementarse de forma moderada sino que se ha visto reducido en 31,63 euros mensuales.

Especialmente grave es la situación de los salarios de los trabajadores andaluces contratados mediante jornada parcial. El salario medio bruto de estos apenas alcanza los 633,43 euros mientras que, la retribución de los trabajadores con jornada completa en 2013 se situó en 1.891,22 euros mensuales brutos.
 
Si analizamos los datos de los últimos cinco años podemos comprobar como, mientras que los trabajadores a tiempo completo han visto incrementados sus salarios brutos en un 2,94%, los trabajadores con jornada parcial los han visto reducidos en casi un 6% (5,81%).
 
Conclusiones sindicales:
 - La Reforma Laboral ha propiciado que pase a ser legal despedir injustificadamente a trabajadores que han dado a una empresa la mayor parte de su vida laboral, contando por ello con una mayor retribución para, posteriormente, cubrir dichos puestos de trabajo con trabajadores nuevos, con un contrato precario y con salario indigno. Esto está provocando una reducción real de los salarios.
 
- La pérdida de relevancia de la negociación colectiva, la eliminación de la ultraactividad de los convenios colectivos y la entrega absoluta del poder a la bancada empresarial está provocando que, los pocos convenios que se logran firmar, sean a la baja. Es decir, contemplen no sólo incrementos de los salarios por debajo del nivel de inflación (que ya de por sí se traduce en una pérdida de poder adquisitivo para los trabajadores), sino retribuciones brutas inferiores a las de años anteriores.
 
- Durante años, debido a las dificultades económicas del momento y a la necesidad de apostar por la productividad, nuestro Sindicato de forma responsable ha abogado por una política de "incremento moderado de los salarios" que se ha visto plasmada en los distintos Acuerdos Interconfederales de Negociación Colectiva. Desgraciadamente, esta posición de responsabilidad no ha sido llevada a cabo ni por la Patronal ni por la propia Administración Pública que, ya sea por sus actos en un caso o por la ausencia de ellos en el otro, están provocando que los "afortunados" trabajadores que todavía conservan sus puestos de trabajo cuenten con salarios menores y con auténticas dificultades para llegar a fin de mes.
 
- Hay que poner fin de una vez por todas este despropósito económico alentado por los agentes más neoliberales y capitalistas de nuestras economías. Los salarios tienen que crecer ya. Gobierno, empresas y patronal tienen que darse cuenta de que una mayor retribución para los trabajadores tiene efectos beneficiosos para el conjunto de la economía de forma inmediata. Por un lado contribuye a reactivar la economía a partir del incremento del consumo interno (actividad económica principal para muchas de las provincias andaluzas), al tiempo que provoca un aumento de la recaudación fiscal para la Administración y, con ello, una reducción del déficit y la posibilidad de emprender nuevos proyectos inversores.
 
En definitiva, "la dignidad es el salario". La mayor fuente de riqueza de toda sociedad moderna es su capital humano y para el fortalecimiento del mismo es fundamental dotar a los trabajadores de unas condiciones laborales más favorables y de un salario digno.

COMENTARIOS

Identifícate o regístrate para poder realizar un comentario.