A pesar de la leve mejoría en los datos de la EPA, el empleo creado es muy precario y están fomentando trabajadores pobres

Jue 22 Enero de 2015

Oskar Martín, Secretario de Empleo y Formación de UGT Andalucía, cuestiona el tipo de puesto de trabajo que han conseguido los 23.300 parados menos del último trimestre de 2014 (66.800 en todo el año pasado). "Por nuestros datos sabemos que es trabajo precario, de peor calidad, con más temporalidad, con auge del tiempo parcial involuntario y con salarios más bajos. Están creando trabajadores pobres, es decir, pese a tener un empleo no consiguen llegar a fin de mes".

 El paro se redujo en Andalucía en 23.300 personas en el último trimestre de 2014, 66.800 en todo el año. Así las cosas, la tasa de desempleo se sitúa actualmente en el 34,23% (1.395.700 andaluces en paro). "Esta tasa de desempleo es inasumible desde el punto de vista económico y está provocando auténticos casos de drama social", asegura el líder sindical. "Aunque a lo largo del pasado año se creó empelo, lo cierto es que desde el comienzo de la crisis se han destruido 555.300 empleos en Andalucía".

"Los más perjudicados son los puestos de trabajo ocupados por trabajadores temporales porque estos contratos no se han renovado lo que motiva un ficticio descenso de la temporalidad. Pero, lo cierto, es que un 96% de los nuevos contratos son temporales", continúa Oskar Martín.

Por sectores, en el último trimestre de 2014, el desempleo descendió en la agricultura y los que buscan su primer empleo, Se incrementó en servicios, industria y construcción. Si analizamos los doce meses de 2014, el paro subió únicamente en la agricultura (9,79%). Bajó notablemente en en construcción (23,36%) e industria (14,64%).

Por provincias, Málaga es la única donde el número de trabajadores en paro se ha visto incrementado en el último trimestre de 2014.

Actualmente, los hogares españoles con todos sus miembros en paro se sitúan en 1.766.300, un 1,29% menos que en el trimestre anterior y un 8,29% menos que hace un año. "Esta cifra es insoportable. La merma en la calidad de vida de los hogares españoles es inadmisible y convierte a la clase trabajadora en más pobre cada vez", apunta Oskar Martín.

"No podemos olvidarnos del colectivo de parados de larga duración que, a pesar del último programa extraordinario de activación para el empleo aprobado en diciembre y a pesar de suponer un aumento de las políticas activas de empleo, es insuficiente ante las cifras de desempleo", asegura el líder sindical. "Esto se traduce en que las políticas de empleo no han estado a la altura de las circunstancias ya que el Gobierno central no las ha situado como prioritarias para hacer frente a la situación de los desempleados. Han contenido el gasto destinado a éstas a favor de cumplir objetivos de déficit lo que provoca que, cada vez, sean menos los desempleados que perciben una prestación y que a la vez pueden acceder a una política activa de empleo". España es hoy el tercer país de la UE que menos gasta por desempleado en políticas activas. 

"En definitiva, hay que cambiar ya la política socioeconómica que lleva a cabo el Gobierno. Debemos conseguir que cada euro público invertido tenga un claro reflejo en la consecución de los objetivos de crecimiento y creación de empleo. Es imprescindible un cambio en la gestión empresarial en pro de la competitividad y productividad, que reduzca la temporalidad de la contratación y que nos ayude a generar riqueza, empleo de calidad y equilibrio social", continúa el Secretario de Empleo y Formación de UGT Andalucía.

"La salida de la crisis ha de producirse de manera equilibrada y con el reparto de esfuerzos más justo. Los datos de reducción del paro no pueden maquillar la realidad social: no se crea empleo, el poco que se crea es precario y cada vez son más las familias que no tienen ningún tipo de ingreso al haber agotado sus prestaciones por desempleo. Y las familias que sí tienen ingresos, no consiguen llegar a fin de mes", concluye.

COMENTARIOS

Identifícate o regístrate para poder realizar un comentario.