UGT Andalucía exige medidas inmediatas para erradicar la pobreza y la exclusión social

Jue 05 Marzo de 2015

Coincidiendo con la precampaña electoral, a los partidos políticos les ha dado por analizar las desorbitadas cifras de pobreza que llevamos meses denunciando desde nuestro Sindicato. El presente 2015 es año de elecciones y, como viene siendo habitual en la historia de la democracia, a las distintas corrientes políticas que se presentaran a los próximos comicios se les suele incrementar la preocupación social. De esta forma, tras años donde cuestiones como la prima de riesgo, el rescate, la deuda pública o el déficit han ocupado, casi de manera totalitaria, el escenario político estatal y andaluz, ahora expresiones como tasa de pobreza o exclusión social parecen tener su hueco incluso en el debate del Estado de la Nación.

 Desde UGT Andalucía llevamos meses denunciando que, si algo está caracterizando a esta crisis, es como la misma se está cebando con los sectores de la población más vulnerables  desde el punto de vista económico. El incremento del paro, el abaratamiento del despido, la caída de los salarios, la reducción de las prestaciones por desempleo o la caída del poder real de compra de las pensiones, etc. ha conllevado la aparición de un "dantesco" escenario socioeconómico que, si ya es intolerable a nivel estatal, en Andalucía se podría calificar como vergonzoso.

Sólo hay que echar un vistazo a algunas cifras para ser conscientes de la gravedad de la situación actual: 

 

ANDALUCÍA

ESPAÑA

Tasa de Paro (Fuente: INE)

34,78%

24,4%

Tasa de Pobreza (Fuente: INE)

29,1%

20,4%

Riesgo pobreza o exclusión social  (AROPE Estrategia EU2020)

38,3%

27,3%

Porcentaje de la ciudadanía que no puede permitirse  una comida de carne o pescado al menos cada dos días

(Fuente: INE)

 

5,5%

 

3,5%

Porcentaje de la ciudadanía con retrasos en el pago de gastos relacionados con la vivienda principal (hipoteca o alquiler, recibos gas, electricidad…)

(Fuente: INE)

 

13%

 

11%

Tasa de pobreza en menores de 16 años  (Fuente: INE)

26,3.%

26,7%

Riesgo pobreza o exclusión social menores de 16 años (AROPE Estrategia EU2020)

35%

32%

 

Nuestra tasa de paro (35%) encabeza la lista de las de las Comunidades Autónomas y se sitúa en la parte más alta de las registradas en los últimos 25 años. De igual forma, el porcentaje de población en riesgo de pobreza (casi el 30%), supera en 9 puntos el del conjunto del Estado. Las diferencias Norte vs. Sur en este apartado son manifiestas ya que solo Castilla La Macha, Extremadura, Andalucía ,Murcia y Comunidad Valenciana se sitúan por encima de la media estatal.

En este apartado, no podemos tampoco dejarnos engañar por la leve mejoría alcanzada por la tasa de pobreza estatal en el último año (cuatro décimas menos que el anterior). Rajoy alardeó de haber sido capaz de situar la tasa de pobreza en los niveles de 2009 (20,4%) pero, casualmente, se le olvidó aclarar que este descenso no está propiciado por una mejoría de la situación real sino por el efecto estadístico provocado por la reducción del nivel general de ingresos de las familias. El umbral de la pobreza se calcula como el 60% de los ingresos del valor que sea la mediana de la población, es decir, el 60% de los ingresos de aquella persona que se sitúa justo en la mitad de la serie. Por ello, aunque es cierto que 2009 y 2013 registran  la misma tasa (20,4%), igualmente cierto es que una lectura correcta diría que, en 2009 el 20,4% de la población vivía con menos de 8.877 euros anuales mientras que, en 2013, ese mismo porcentaje de población debe subsistir con unas rentas anuales que se sitúan por debajo de los 8.114 euros.

Especialmente preocupante son las cifras que hemos conocido referentes a los porcentajes de población que viven con carencias materiales importantes. Aunque son muchos los datos en este apartado, hemos destacado aquí que más del 5% de los y las  andaluzas (dos puntos por encima de España) no pueden permitirse comer carne o pescado al menos una vez cada dos días, así como que un 13% de nuestra población pasa auténticos calvarios para poder hacer frente a los gastos mensuales derivados de su vivienda habitual.

Por todo ello y, más allá de que 2015 sea un año electoral, desde UGT Andalucía exigimos a nuestros Gobiernos la puesta en marcha inmediata de medidas destinadas a reducir la brecha actual que impera en el injusto reparto de la riqueza. Los Ejecutivos no pueden consentir que apenas un 1% de la población española atesore el 27% de la riqueza o que, el 10% de las personas más ricas acaparen el 56% del total de la renta estatal mientras que, por el contrario, el 30% de la población con menos recursos tenga que vivir con apenas un 2% de la riqueza.

Es preciso, por lo tanto llevar a cabo medidas de justicia social, una importante reforma fiscal y tributaria que, con el único objetivo de redistribuir de forma justa la riqueza, ayuden a lograr un reparto más igualitario de la riqueza para, de esta forma, asegurar el futuro y la viabilidad, en el medio y largo plazo, de un "proyecto social andaluz".

COMENTARIOS

Identifícate o regístrate para poder realizar un comentario.