Las PYMES andaluzas siguen padeciendo en mayor medida los efectos negativos de la actual crisis

Vie 08 Mayo de 2015

Los datos publicados el pasado 6 de mayo, por el Instituto Nacional de Estadística, relativos a las empresas andaluzas que se han visto obligadas a tener que declarar un concurso de acreedores no hacen más que poner de manifiesto lo que, desde UGT Andalucía, venimos denunciando en los últimos meses: el final de la crisis que nos quiere vender el señor Rajoy es una nueva mentira del Partido Popular.

 De esta forma, a lo largo del primer trimestre de 2015 un total de 142 empresas andaluzas han sido concursadas, lo que significa una cierta mejoría sobre el dato del trimestre anterior (IVT 2014: 176 empresas). A su vez, es también reseñable que estas 142 empresas significan un 32,70% menos que las concursadas durante el primer trimestre de 2014 (211 empresas).

A pesar de ello, y tal como ocurre cuando analizamos los datos de desempleo, una mera reducción del número de empresas concursadas no puede, en ningún caso, ser valorado como algo positivo en lo que sustentar una posible mejoría de la economía general ya que, cada nuevo proyecto andaluz que pasa por dificultades económicas viene a añadir un mayor nivel de drama social para más familias andaluzas.

Especialmente interesante en describir el perfil de la empresa andaluza que, durante este trimestre, ha sido concursada. Si nos basamos en los datos publicados por el INE veríamos como se trataría de una S.R.L. (80,28% del total), que lleva a cabo su actividad económica en el seno del sector servicios (78,4%), que cuenta con cinco o menos empleados (64,8%), con un volumen de negocio inferior al medio millón de euros (68,9%) y que lleva entre cinco y doce años, ambos inclusive, desarrollando su actividad económica (43%).

Del perfil descrito en el párrafo anterior podemos concluir como, junto con la clase trabajadora, las PYMES andaluzas no sólo han sido las que en mayor medida han sufrido los efectos negativos de la actual crisis sino que, a pesar de las declaraciones del Ejecutivo Central, la siguen padeciendo. Así, los datos sobre las empresas concursadas en Andalucía poco o nada tienen que ver sobre los porcentajes de incrementos de beneficios hechos públicos por entidades como el Santander, el BBVA o el resto de las grandes compañías del IBEX35.

Si pasamos a analizar los datos agregados durante los más de ocho años que dura ya la actual crisis económica podemos comprobar como, desde 2007 al actual primer trimestre de 2015, un total de 4.720 empresas andaluzas han sido concursadas.

Mientras que las entidades financieras no se decidan a financiar a familias y pequeñas empresas y mientras que el Gobierno siga obstinado en gobernar para los más pudientes, la anunciada salida de la crisis no será más que una falacia.

COMENTARIOS

Identifícate o regístrate para poder realizar un comentario.