Las empleadas del hogar cobran hasta un 50% menos que el resto de trabajadores

Mie 13 Mayo de 2015

En España hay casi medio millón de personas afiliadas al Sistema Especial de Empleados de Hogar, el 2,5% del total de la afiliación de este país. El 95% de estos trabajadores son mujeres y el 47% de ellas, de nacionalidad extranjera. En Andalucía son 47.258 las personas afiliadas a este Sistema especial (45.007 son mujeres y de ellas, 16.243 extranjeras). Las condiciones de trabajo de este colectivo son penosas: una trabajadora del hogar cobra un 50% menos que el resto de trabajadores y trabajadoras, con pensiones de jubilación también inferiores en más del 50%, sin poder cotizar para el desempleo y, por tanto, sin derecho a esta prestación. Sin normas que protejan su salud y seguridad en el trabajo, sin que sea necesaria causa alguna para despedirlas y además, al desarrollar su trabajo en un domicilio familiar, encontrándose con muchas más dificultades a la hora de la intervención de la Inspección de trabajo. Por todo ello, UGT Andalucía ha iniciado la campaña "Avanzar en la equiparación de derechos de las trabajadoras y trabajadores del hogar" con el objeto de instar a las instituciones y organismos andaluces para que soliciten al Gobierno de Rajoy que ratifique el Convenio 189 de la OIT sobre trabajo decente para empleados del hogar.

 Las empleadas de hogar son, en su inmensa mayoría, mujeres y su labor en el mercado de trabajo está relacionada con trabajos feminizados, realizados históricamente en el ámbito privado y sin remuneración. Este trabajo se valora económica y socialmente muy por debajo de su valor real en la sociedad en la que vivimos.

La realidad laboral de estas trabajadoras es que, en muchos casos, tienen salarios ínfimos, y horarios interminables, condiciones laborales abusivas, trabajan dentro de la economía sumergida o con una absoluta desregularización, sufren abusos y acosos por parte de la parte empleadora, no tienen una protección efectiva de su salud laboral, ni siquiera cuando se quedan embarazadas, y son frecuentes los despidos por desistimiento cuando quieren ejercer algún derecho laboral general o algún derecho de conciliación en particular y, por supuesto, al no cotizar lo suficiente o por debajo de salario real tienen unas pensiones muy bajas.

Casi la mitad de las empleadas del hogar son de nacionalidad extranjera y, precisamente por esta razón, se encuentran en una situación de mayor vulnerabilidad derivada de sus propias condiciones personales: situación de necesidad y miedo, desconocimiento del idioma y de los recursos, de la legislación y de los derechos laborales… muchas de ellas, especialmente las que trabajan como internas, se encuentran en situaciones de precariedad absoluta, trabajan sin que haya ningún tipo de respeto a sus derechos laborales en cuanto a jornadas, salarios, condiciones laborales…  situación que se agrava aún más cuando están en una situación administrativa no regularizada.

Para UGT Andalucía es prioritario abordar la posibilidad de establecer un sistema de protección por desempleo, hacer desaparecer el desistimiento de la parte empleadora como forma de extinción del contrato, aplicar a esta actividad la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y buscar alternativas para una actuación efectiva de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. También solicitamos la profesionalización del sector.

Por todo ello, la Secretaría de Políticas Sociales e Igualdad y la Secretaría de Mujer de UGT Andalucía junto con la Federación de Servicios de UGT-A han iniciado una campaña conjunta con la intención de dar a conocer la situación del sector. La campaña, bajo el lema "Avanzar en la equiparación de derechos de las trabajadoras y trabajadores del hogar", pretende hacer visibles las reivindicaciones sindicales, la necesidad y urgencia de un avance real en los derechos de las trabajadoras y trabajadores del hogar.

Y para ello, UGT Andalucía ha enviado ya diversos escritos dirigidos a la Presidenta en funciones de la Junta de Andalucía y del Consejo Andaluz de Participación de Mujeres, a la Consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, al Consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, y al Delegado del Gobierno de la Nación en Andalucía, solicitándoles que insten al Gobierno de la Nación a que España ratifique el Convenio 189 de la OIT sobre trabajo decente para las trabajadoras y trabajadores domésticos.

Solicitamos que desde estas instituciones y organismos se inste al Gobierno de Rajoy a ratificar el Convenio 189 que mejora la situación laboral de estos trabajadores y a que constituya una comisión tripartita que comience a abordar las cuestiones que aún quedan pendientes para que la equiparación progresiva de derechos de estas trabajadoras y trabajadores sea una realidad.

COMENTARIOS

Identifícate o regístrate para poder realizar un comentario.