Con más de un millón de parados en Andalucía la situación es socialmente insostenible

Mar 02 Junio de 2015

El paro baja levemente, en 8.084 personas (-0,80%) y se sitúa en 1.006.591 desempleados. Se reduce, con respecto a hace un año en 31.107 trabajadores (-3,00%), mucho menos que en el conjunto del Estado (-7,82%). El paro ha sido el principal efecto negativo de la crisis en Andalucía, casi el 24% (23,88%) de los parados del conjunto del Estado son andaluces y la población en riesgo de pobreza y exclusión social supera ya el 40%.

 El 12,26% (123.455) de los parados son menores de 25 años y el porcentaje no deja de incrementarse. Andalucía no puede permitirse el lujo de permitir que nuestra generación más formada, en la que más hemos invertido, tenga que salir de nuestra tierra ante la imposibilidad de labrarse un futuro laboral aquí.

Las mujeres andaluzas, otro mes más, continúan siendo el colectivo más desfavorecido y representan ya el 54,06% del total de parados.  Las condiciones laborales y salariales de los trabajadores andaluces no han dejado de empobrecerse desde el estallido de la crisis y ello está afectando, en mayor medida, a nuestras desempleadas.

Durante este mes, el paro en los trabajadores extranjeros se ha reducido (-1,82%). En términos interanuales, el paro también ha descendido, incluso en mayor medida (-4,47%).

El sector servicios vuelve a recoger a más del  60% (60,89%) de nuestros parados. A excepción del propio sector servicios (0,44%), todos los sectores productivos han visto reducido el paro. Destaca el descenso en la agricultura (-4,64%) y en la industria (-3,34%). Andalucía clama por un cambio de modelo productivo que nos ayude a industrializarnos y que reduzca nuestra dependencia de sectores que aportan poco valor añadido y peores condiciones laborales.

Se han realizado 11.046 contratos más que en el mes anterior, lo que supone un incremento del 3,19%. El 96,42% de los contratos de este mes han sido temporales, por lo que se continúa utilizando, de forma ilegal, esta modalidad de contratación.

42 de cada 100 desempleados andaluces no reciben ningún tipo de prestación por desempleo. Detrás de este dato se encuentra el principal de los motivo del inadmisible incremento de la pobreza que se viene dando en Andalucía.

Durante mayo se incrementó, muy levemente (0,10%) la afiliación a la Seguridad Social. Con este repunte, la interanual se sitúa en el 3,67%, una décima por encima de la  estatal (3,57%).

Desde UGT Andalucía exigimos que no puede pasar ya ni un día más sin que la creación de empleo digno sea el principal de los objetivos de nuestros dirigentes políticos. Cada euro público invertido en Andalucía tiene que tener una repercusión directa en términos de mantenimiento y creación de empleo.

Solo las economías industrializadas son capaces, en el largo plazo, de ofrecer empleos estables y con derechos. A nuestro juicio, la industria, la innovación y el empleo digno deben ser tres de los más importantes pilares sobre los que desarrollar la nueva economía andaluza.

Debemos retomar la senda del fortalecimiento de los servicios públicos de calidad, universales y gratuitos, es en los momentos de dificultades económicas cuando los servicios públicos pasan a ser más importantes y, por ello, es a partir de la profundización en los mismos sobre los que debe retomarse el proceso de reconstrucción del Estado del Bienestar.

COMENTARIOS

Identifícate o regístrate para poder realizar un comentario.