Andalucía vuelve a registrar el menor descenso del paro de todo el Estado, apenas un 0,48%

Jue 02 Julio de 2015

El paro ha sido el principal efecto negativo de la crisis en Andalucía, más del 24% (24,31%) de los parados del conjunto del Estado son andaluces y la población en riesgo de pobreza y exclusión social continúa superando el 40%.

El 11,46% (114.768) de los parados son menores de 25 años, aunque el porcentaje se ha reducido levemente con respecto al de mayo. Un mes más, la emigración continúa siendo la única salida laboral que encuentran aquellos jóvenes sobre los que Andalucía ha hecho los mayores esfuerzos de formación.

Las mujeres andaluzas  continúan siendo el colectivo más desfavorecido y representan ya el 54,08% del total de parados. La reducción de derechos laborales y el empobrecimiento de las condiciones de trabajo que ha propiciado la actual crisis está afectando, en mayor medida, al colectivo de mujeres trabajadoras.

Durante este mes, el paro en los trabajadores extranjeros se ha incrementado de manera importante (5,48%). En términos interanuales, el paro ha descendido, aunque solo un -0,74%.

El sector servicios vuelve a recoger a más del  60% (61,04%) de nuestros parados. A excepción de la agricultura (9,66%), todos los sectores productivos han visto reducido el paro. Destaca el descenso en el colectivo sin empleo anterior (-5,66%) y en la industria (-2,68%). La necesidad de cambiar nuestro modelo productivo se hace evidente con la publicación de cada nuevo dato económico.

El 96,35% de los contratos de este mes han sido temporales, por lo que el empresariado andaluz continúa utilizando de manera abusiva esta modalidad de contratación.

Prácticamente 42 de cada 100 desempleados andaluces no reciben ningún tipo de prestación por desempleo. Detrás de este dato se encuentra el principal de los motivo del inadmisible incremento de la pobreza que se viene dando en Andalucía.

Por todo ello, desde UGT Andalucía exigimos a los gobierno que es necesario apostar por la industria y por la innovación. Es fundamental llevar a cabo un profundo cambio de modelo productivo para dotarnos de un sistema capaz de hacer frente a los caprichosos vaivenes de la economía capitalista.

La crisis ha servido de argumento para que los sectores más neoliberales de nuestra economía y de nuestra sociedad hayan logrado destruir todo lo que sonara a público, arrasar con el Estado del Bienestar y empobrecer las condiciones laborales.

COMENTARIOS

Identifícate o regístrate para poder realizar un comentario.