Cae drásticamente el número de jóvenes que buscan empleo en España

Jue 11 Agosto de 2016

En el marco del Día Mundial de la Juventud, la Unión General de Trabajadores destaca el descenso acusado de la población activa y de la ocupación de los jóvenes. El sindicato denuncia que el efecto desánimo se extiende a todos los tramos de edad debido a la falta de oportunidades de empleo y de formación y los elevados niveles de temporalidad, parcialidad y desempleo que, en muchos casos, fuerzan a nuestros jóvenes a emigrar para buscarse la vida.

 Los datos ponen claramente de manifiesto el fracaso del Gobierno en funciones en materia de empleo y del Plan de Garantía Juvenil. Los últimos datos en materia de empleo juvenil revelan un descenso significativo de la población activa y de la tasa de ocupación entre los jóvenes en España. Esto, unido a la falta de oportunidades de empleo y de formación y los elevados niveles de temporalidad, parcialidad y desempleo, está produciendo además la extensión del efecto desánimo.

Los últimos datos en materia de empleo juvenil revelan un descenso significativo de la población activa y de la tasa de ocupación entre los jóvenes en España. Esto, unido a la falta de oportunidades de empleo y de formación y los elevados niveles de temporalidad, parcialidad y desempleo, está produciendo además la extensión del efecto desánimo.

Con las actuales condiciones laborales muchos deciden emigrar, muy pocos pueden emanciparse, -de hecho, ocho de cada diez, menores de 30 años viven todavía en casa de sus padres- y la inmensa mayoría son carne de cañón de la economía sumergida, el desempleo y la precariedad.

Cifras que ponen de manifiesto el fracaso del Gobierno en funciones en materia de desempleo juvenil, así como el escaso impacto del Plan de Garantía Juvenil que, en mayo, apenas alcanzaba a 19 de cada 100 menores de 30 años.

A la dificultad para encontrar trabajo se une la dificultad de la juventud de nuestro país para acceder a la formación superior debido, entre otras cosas, a los recortes en educación, el aumento de precio de las matrículas y la puesta en marcha de la LOMCE, que apuesta por un sistema de reválidas que van contra la evaluación continua y margina y expulsa a los alumnos.

En este contexto, la Unión General de Trabajadores exige una formación acorde a las necesidades del mercado de trabajo, empleo de calidad y con derechos y políticas en materia de empleo juvenil que cuenten con los interlocutores sociales y mejoren la empleabilidad de este colectivo tan duramente golpeado por la crisis.

El sindicato subraya que es necesario desarrollar con urgencia un plan de choque por el empleo con políticas activas públicas que no se basen en las subvenciones al sector privado a través de bonificaciones a la contratación, y mejoren la calidad del empleo y la cualificación entre los jóvenes y reclama recuperar el contrato de relevo para fomentar su inserción en el mercado laboral.

COMENTARIOS

Identifícate o regístrate para poder realizar un comentario.