Para UGT Andalucía la teórica mejora de la economía sigue sin llegar al mercado laboral

Mar 04 Abril de 2017

Más allá de la precariedad del empleo generado, la reducción del paro ni tan siquiera alcanzó un punto. Desde UGT Andalucía valoramos negativamente esta leve reducción del paro por insuficiente. Los ciudadanos tienen que volver a ocupar el centro de la política económica y ello pasa, ineludiblemente, por crear empleo estable y de calidad.

 La temporalidad y la precariedad que vienen caracterizando al mercado laboral andaluz son incompatibles con cualquier tipo de proyecto de creación de una Andalucía de futuro socialmente cohesionada.

El paro baja en 8.689 personas (-0,97%) y se sitúa en 886.166 desempleados. Se reduce, con respecto a hace un año en 95.784 trabajadores (-9,75%), levemente por encima que en el conjunto del Estado (-9,58%). Ninguna anuncio de recuperación económica será creíble mientras siga sin efectos en el mercado laboral.

Andalucía a la cabeza del paro estatal: el 23,94% de los parados del conjunto del Estado son andaluces, casi una décima más incluso que en febrero (23,86%). Prácticamente, uno de cada cuatro desempleados españoles sigue siendo andaluz.

El 9,42% de los parados son menores de 25 años, porcentaje que vuelve a incrementarse con respecto al de febrero (9,38%). Nuestros jóvenes tienen que continuar recurriendo a la emigración como única forma de tener una oportunidad laboral.

Las trabajadoras andaluzas han incrementado su peso relativo en casi dos décimas (56,18%) con respecto al mes anterior (55,98%).  La crisis se ha cebado con las trabajadoras andaluzas que han vuelto a condiciones laborales más típicas de décadas anteriores.

En marzo, el paro en los trabajadores extranjeros se ha incrementado por segundo mes consecutivo (0,20%). A su vez, durante los últimos doce meses, este desempleo ha caído un 7,48%, menos que en el conjunto  del Estado (-9,13%).

El sector servicios continúa recogiendo a más del  60% de nuestros parados (63,85%). Durante este mes, el paro se ha incrementado en la agricultura y en colectivo de trabajadores sin empleo anterior. Por el contrario, se ha reducido en la industria, la construcción y los servicios.

En marzo se realizaron 67.803 contratos más que en el mes anterior, lo que supone un importante incremento del 18,66%. A su vez, la contratación temporal sigue acumulando prácticamente la totalidad de los contratos registrados: el 95,62% de los contratos de marzo fueron temporales.

39 de cada 100 desempleados andaluces han agotado sus prestaciones por desempleo. La desesperación continúa haciendo mella en unos trabajadores que ya han perdido cualquier tipo de esperanza de acceder a un puesto de trabajo digno.

Por último, el tercer mes del año ha servido para que se incremente, en un 1,11%,  la afiliación a la Seguridad Social. Con este repunte, la tasa interanual se sitúa en el 3,77%  y continúa por encima de la  registrada a nivel estatal (3,49%).

Las particularidades de la economía andaluza hacen que el peso del consumo interno en nuestro PIB sea mayor que en otras CCAA. Por ello, la reactivación económica pasa por un incremento salarial superior a la inflación que eleve el poder adquisitivo de los trabajadores.

La formación tiene que volver a ser uno de los principales valores añadidos de nuestro mercado laboral. Nuestros trabajadores tienen que tener acceso continuo a procesos formativos que les permitan un mayor nivel de cualificación, así como poder dar respuesta a las necesidades que demanda el propio mercado de trabajo.

Es imprescindible volver a poner en valor la negociación colectiva. Hay que recuperar todas las mesas de negociación que la crisis y la Reforma Laboral se han ocupado de bloquear porque, además, esta es la única forma de recuperar los niveles de igualdad de oportunidades.

 

COMENTARIOS

Identifícate o regístrate para poder realizar un comentario.