Información general

Acciones formativas

Las acciones formativas del nuevo modelo de Formación Profesional para el Empleo se articulan de la siguiente forma:

  • FORMACIÓN DE DEMANDA: está constituida por las acciones de formación de las empresas y los Permisos Individuales de Formación (PIF). Mediante ellas, se pretende dar respuesta a las necesidades específicas de formación que tienen las empresas, así como sus trabajadores.
  • FORMACIÓN DE OFERTA: está compuesta por dos tipos de planes de formación:

   a. Planes formativos dirigidos prioritariamente a personas ocupadas, que pueden tener carácter sectorial o intersectorial.

    b. Acciones formativas dirigidas prioritariamente a personas desempleadas.

  • FORMACIÓN EN ALTERNANCIA CON EL EMPLEO: la integran las acciones formativas de los contratos para la formación y los programas públicos de empleo-formación. Este tipo de formación permite que se pueda compatibilizar formación y práctica en el puesto de trabajo. 
  • ACCIONES DE APOYO Y ACOMPAÑAMIENTO A LA FORMACIÓN: se trata de aquellas acciones que tienen como fin mejorar la eficacia del subsistema de Formación Profesional para el Empleo.